El panfleto a costa del bolsillo del ciudadano: nada nuevo en Utrera y el resto de España

 

Entre panfletos, propagandas y repartidores varios, Utrera defiende en 28 páginas ilustradas a todo color que una Utrera distinta existe (aunque sea en su panfleto ilustrado). A quien le guste bien y al que no, también. Se paga del presupuesto porque tú (votante ciudadano) lo elegiste.

http://sevilla.abc.es/andalucia/sevi-diez-poblaciones-mas-pobreza-espana-nueve-andaluzas-201706040849_noticia.html

Así andan las cosas por la tercera población con mayor indice de pobreza extrema de toda España. Pero, no se preocupen, otra Utrera, la del “mundo feliz” de Aldous Huxley se retrata en instantáneas, para darle al ciudadano la alegría en un mundo local de sinsabores, paro, desempleo y miseria.

Hay “humo de chimenea”, de buenas imprentas funcionando a golpe de talonario presupuestario. Sin problema, pague ciudadano sus impuestos (después búsquese la vida para que los tributos que corresponden al consistorio se repartan como se deban repartir) y denos “superavit” para contarle nuestras “batallitas”.

No hay mejor manera que esta para contarnos, ya pasado el ecuador y cercanos a las próximas elecciones lo bien que va todo, dando de paso por sentado que “todo lo que queda por hacer” es necesario seguir en la quema otros 4 años mas.

https://i.ytimg.com/vi/MjEbejAchMY/sddefault.jpg

Una oposición que no entiende de pasados (en los que ídem de ídem, tiraba de talonario presupuestario). La millonada en publicidad de los 12 años andalucistas ya parece quedar en la amnesia colectiva. Pues existió y bien que lo estuvo. Los ahora “periódico oficial de la resistencia a Villalobos” lo saben bien. Ahora funcionan a duras penas con los réditos de otrora.

En esta batalla queda hueco para quien desde “mass media web locales” intentan vendernos la burra de siempre y con un “tufo” a olor socialista que canta a leguas. Tenemos a Zipi (menos cantoso) y Zape (cantoso a leguas). Ambos al servicio de quien ahora “manda”…. ¿mentimos?

Entre unos, otros y los que quedan por el camino, al que siempre le toca “pagar los desmanes” es el mismo, el ciudadano que cada día se esloma en su puesto de trabajo para ganar un sueldo de miseria y seguir viendo las mismas “payasadas” de unos y otros.

Viva el panfleto, el anti-panfleto y los palmeros del camino….

 

 

LA OTRA UTRERA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *