La “Khaleesi” prepara su desembarco en Madrid: ¿socialismo regenerado o recaurchutado?

La política se ha convertido en ese esperpentico escenario donde caras muy conocidas vuelven como un reflujo gástrico a dar un impulso a ese “nuevo representante” que los ampare. Este próximo domingo 26, la ‘Khaleesi’ de la Andalucía de los 80, de los 90, del nuevo sigloSusana Díaz, se presenta como candidata a liderar a todos los socialistas españoles.

Mientras que una comunidad autónoma como la andaluza, líder en cifras de paro y de atraso en muchos aspectos, como la sanidad, la educación o una infraestructura fuerte para el futuro mas cercano, es regentada por una alumna de aquella antigua guardia de presidentes de la Junta que fueron puestos delante de un juez por distintos casos de corrupción. Pero como siempre, no ha pasado nada, si moviéramos cuantos políticos caen en la cárcel en comparación con los casos de corrupción y los millones de euros que por el camino se pierden.

Como Andalucía va tan bien (bueno, va para aquellos que se atan al carnet socialista), la líder, la alumna y discípula del socialismo corrupto y rancio de los 80, esta atando fuertemente sus lazos con aquellos para lanzarse al estrellato de un Congreso de los Diputados. Una futurible presidenta con gen de izquierdo-derechas, la doble camisa que en esta Andalucía el socialismo sabe vender, en el que aún hay un alto porcentaje de ciudadanía que, por falta de estudios, por un miedo corroido durante décadas o simplemente por aceptar la “limosna” en forma de pequeñas pagas no contributivas, planes de empleo (a base de créditos) o de discursos manidos hasta la saciedad.

La ‘Khaleesi’ desembarca el domingo en Madrid, con la idea de quedarse y de paso, mantener el legado del engaño de aquel PSOE de los Gonzalez o Rubalcaba, entre otras vacas sagradas, sagradas que mantienen ese estatus a base de lo que sembraron en sus buenos tiempos.

Así nos va, así nos irá, mientras se rien en tu cara y tu alzas su banderola con puño y rosa, gaviota azul disimulada…

LA OTRA UTRERA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *