Andalucía: Funcionarios, jueces y periodistas sufren presiones por la corrupción

ponentes-corrupcion-en-andalucia
Pedro de Tena, Silvia Moreno y Luis Escribano, antes de la charla. ESTHER LOBATO

Funcionarios de la Junta de Andalucía, jueces y periodistas sufren presiones de todo tipo, unas más sutiles y otras totalmente descaradas, en el desempeño de su trabajo cuando se enfrentan a casos relacionados con la corrupción.

Así se ha puesto de manifiesto durante una charla titulada ‘La corrupción en Andalucía‘ en la que han participado este viernes la redactora de EL MUNDO Silvia Moreno, el periodista Pedro de Tena y el funcionario de la Junta Luis Escribano. El debate ha sido organizado por la asociación el Club de los Viernes y el portal en internet El Demócrata Liberal.

La periodista Silvia Moreno se ha centrado en los más recientes casos de corrupción, como el de los ERE, que conducirá al banquillo a los ex presidentes del Gobierno andaluz los socialistas Manuel Chaves y José Antonio Griñán, o las presuntas facturas falsas de UGT, destapadas por EL MUNDO. Las presiones llegan a los periodistas en forma de llamadas telefónicas y también con querellas que persiguen silenciar al medio de comunicación, ha explicado Moreno.

Estas presiones producen el efecto contrario del perseguido, ya que son un acicate para hacer aún mejor nuestro trabajo y con un mayor rigor si cabe. Afortunadamente, en EL MUNDO, siempre que hemos creído que una información era de interés para nuestros lectores, se ha publicado, aunque hubiera llamadas o querellas de por medio”, ha indicado Moreno.

Ante un auditorio repleto, el funcionario y activista contra la corrupción Luis Escribano ha detallado cómo tuvo que sufrir las presiones de sus superiores en la Junta cuando su departamento elaboró un listado de asociaciones beneficiarias de subvenciones. Como en primer lugar no estaba la ‘favorita’ de la Administración, las presiones fueron “tremendas”, ha denunciado Escribano.

A las ‘llamadas’ sufridas por periodistas y funcionarios se unen las denunciadas por la juez Mercedes Alaya durante la recogida de un premio en la Complutense de Madrid en noviembre de 2015, cuando afirmó que había recibido “muchísimas presiones” durante la investigación de las macrocausas de corrupción cuando estuvo al frente del Juzgado de Instrucción 6 de Sevilla y que, lejos de colaborar, la Junta le puso “todas las trabas del mundo”, como ha expuesto Moreno.

El veterano periodista Pedro de Tena ha echado la vista atrás y ha recordado casos de corrupción como el de Juan Guerra, sobre el que escribió numerosas exclusivas también en EL MUNDO, el del ‘edificio presidente’, o el ‘caso Faro’, en el que contó cómo había dirigentes socialistas que pasaban sus vacaciones ‘gratis total’ en faros de la costa andaluza.

Tras las ponencias se ha organizado un animado debate en el que han participado numerosos asistentes, que han preguntado a los conferenciantes sobre la posible fianza para Griñán en el ‘caso ERE’ y por la crisis del PSOE. Colectivos de libreros se han quejado también de las presiones que han sufrido por no seguir las pautas de la Administración.

EL MUNDO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *