El incendio que obligó a desalojar la basílica del Palmar de Troya fue «fortuito»

No hubo heridos graves a raíz del fuego, que se originó en la zona de los archivos

iglesia-palmariana_abc

El incendio registrado en la madrugada del pasado viernes en la basílica del Palmar de Troya, pedanía de la localidad sevillana de Utrera, que obligó a desalojar a 31 frailes y a 41 monjas, tuvo un origen «fortuito», según han informado a Europa Press fuentes de la Guardia Civil.

En este sentido, las mismas fuentes han indicado que los agentes del Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Utrera encargados de la investigación han concluido que el incendio registrado en un semisótano de la basílica, concretamente donde se encuentran los archivos, no fue intencionado y tuvo, por tanto, un origen «fortuito».

Según ya indicaron fuentes municipales a Europa Press, a consecuencia del incendio no se produjeron heridos de gravedad, teniendo que ser atendido tan sólo un hombre por los servicios sanitarios pero con carácter leve.

El fuego se produjo en el semisótano, en la zona del archivo de la basílica, tras lo que se propagó al almacén de alimentos.

Según indicaron fuentes del servicio unificado de emergencias 112, a las 2,14 horas se recibió un llamada alertando del incendio en un semisótano, donde se localizan además los dormitorios, una sala de informática y un almacén de comida. Acto seguido, se dio aviso a la Policía Local y a los bomberos, que lograron sofocar el incendio.

El fuego quedó extinguido alrededor de las 9,00 horas del pasado viernes y provocó el desalojo preventivo del personal que se encontraba en la estancia, daños materiales y acumulación de humo en la estancia.

 

 

ABC

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *