El “honorable político” de Utrera, tiene las puertas ganadas al cielo

cielo ayuntamiento de utrera

El oficio de político es una de las labores en mayor alza (después de la de futbolista), en estas últimas décadas por esta querida España mística, de monarcas y presidentes supra-democratas. En Utrera no va a ser para menos. La definición de político es la de “honorable ciudadano”, o eso piensan algunas voces que dicen pensar y posiblemente lo que nace de ellos es, no mas allá de otra cosa,  sea un narcisismo y un ego que se cultiva con los años de profesión política.

En ocasiones por ignorancia, en otras por simple desconocimiento, en la virtud de muchos de ellos está el uso de terceros para defender ideales que no se sostienen con el paso del tiempo. Terceros que reclaman siempre una recompensa, que de no recibir, pueden volverse contra la ignorancia y el desconocimiento de quienes se consideran “honorables”.

Pues sí utrerano, ese político que tantos años dio todo por usted (sin solicitar nada a cambio), estuvo siempre al frente de una delegación correspondiente. Esa labor nunca estará remunerada, no tiene precio, es inconmensurable. Para todo lo demás “mastercard black” (como el anuncio), a ser posible a la “forma utrerana”.

Por mucho que nieguen ciertos principios que en el pasado dieron resultado, en el presente son “pan nuestro de cada día” y dan resultado, bueno que si dan. Pero ya hablaremos con mas detalles en otro momento. Ahora dediquémonos a rezar y a orar porque sigan haciendo tanto bien por este municipio.

No les critiques utrerano, no cuentes mentiras utrerano. Pide lo mejor para ellos, porque ellos solo viven y duermen por tu bienestar. Reza y ora por seguir teniendo el privilegio de tenerlos entre nosotros. Bendice al político utrerano y a la gran suerte que has tenido de disfrutarlos en el pasado, en el presente… ¿en el futuro?

LA OTRA UTRERA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *