Un cuñado de Susana Díaz también se benefició de los cursos de la Junta

 

FELIPE GALLARDO

Felipe Gallardo Álvarez, cuñado de la presidenta de la Junta de Andalucía, la socialista Susana Díaz, también se benefició de los cursos de formación subvencionados por el Gobierno andaluz, ahora bajo sospecha, con una docena de juzgados de toda Andalucía investigándolos por un posible fraude que podría ascender a los 3.000 millones de euros, según las primeras estimaciones policiales.

El cuñado de Susana Díaz fue empleado del ente de UGT encargado de impartir los cursos de formación, el Instituto de Formación y Estudios Sociales (Ifes), el mismo en el que estuvo trabajando el marido de la presidenta José María Moriche, cuya nómina se cargó al menos a 102 cursos subvencionados por la Junta, como informó EL MUNDO.

Moriche estuvo casi una década vinculado laboralmente a UGT. Primero, estuvo contratado un año en el sindicato y, después, durante ocho años más en el Ifes, hasta que su esposa fue nombrada consejera de Presidencia en 2012 por el entonces presidente del Gobierno andaluz, José Antonio Griñán.

Durante esa etapa, Moriche coincidió en el Ifes con su cuñado Felipe Gallardo Álvarez, que es pareja de Rocío Díaz Pacheco, hermana de la presidenta de la Junta. De hecho, los nombres de ambos aparecen en los listados de gastos de viajes realizados por los empleados del Ifes en el año 2009, que el sindicato luego cargó a las subvenciones de la Junta, como se puede ver en el documento que se reproduce.

Este diario ha tenido acceso a numerosos documentos de “comunicación/liquidación de viaje” del Instituto de Formación y Estudios Sociales de UGT, en el que se abonan diversos gastos al cuñado de la presidenta de la Junta por “verificar” cursos o asistir a la clausura de los mismos en pueblos de la provincia de Sevilla como La Campana, Alcalá de Guadaíra, Pilas, Los Palacios, Villamanrique, Castilblanco de los Arroyos, Lebrija, El Pedroso, Montellano, Coria del Río y Fuentes de Andalucía.

Todos los documentos llevan el correspondiente sello de «compulsado» por la Junta de Andalucía [como se puede ver en el que se reproduce en la parte superior de esta página], ya que fueron utilizados para justificar las subvenciones. Por lo tanto, la Administración andaluza corrió con estos gastos de desplazamiento del cuñado de Díaz, que se cargaron a las subvenciones para los cursos concedidas a UGT, el sindicato hermano del PSOE.

Crece, por tanto, el número de personas del entorno de la presidenta andaluza que se han beneficiado de los cursos bajo sospecha. A su cuñado y su esposo se une también José Fernández de los Santos, secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca en la actual Ejecutiva regional del PSOE andaluz que encabeza la propia Susana Díaz.

Fernández de los Santos se benefició de las subvenciones otorgadas por la Junta durante su paso por la empresa privada de Huelva Multiservicios y Limpiezas Doñana, un caso que está investigando el Juzgado de Instrucción 6 de Sevilla en el marco de las pesquisas sobre el presunto fraude de la formación.

Aunque este diario ha encontrado viajes y gastos del cuñado de Susana Díaz cargados a los cursos en los años 2008 y 2009, Felipe Gallardo Álvarez afirma en su página de Facebook que empezó a trabajar en el Ifes de UGT el 16 de enero de 2012.

Los gastos de «viajes de cursos» y de «locomoción urbana» de Felipe Gallardo Álvarez fueron cargados al menos a una subvención de la Junta, la 98/2008/J/0244, en virtud de la cual el Consejo de Gobierno presidido entonces por Manuel Chaves aprobó conceder 14 millones de euros a UGT el 29 de julio de 2008.

A esta subvención se cargaron exactamente 2.440,10 euros de viajes y dietas por transporte de Felipe Gallardo Álvarez, que fueron liquidados entre el 31 de diciembre de 2008 y el 31 de diciembre de 2009. El gasto más pequeño es de 1,14 euros y fue liquidado el 30 de septiembre de 2009 como «locomoción urbana curso». El de mayor cuantía es de 84,80 euros en concepto de «gastos de viaje sede». Todo fue costeado por la Junta.

Precisamente esta subvención 98/2008/J/0244 es ahora objeto de un expediente de reintegro en virtud del cual el Gobierno andaluz solicita a UGT que devuelva 12.419.266,60 euros millones de los 14 millones concedidos.

Entre las irregularidades detectadas por la Administración andaluza, destaca que se hicieran pasar por docentes a empleados del Ifes de UGT que no lo eran. En esa situación está, por ejemplo, el marido de la presidenta que, pese a estar contratado como auxiliar administrativo, figura como “tutor, evaluador y preparador” de cursos de informática, diseño web y multimedia, técnico de sonido, infografista de medios audiovisuales, vigilante de seguridad, diseño aeronáutico y azafata auxiliar de congresos, entre otros.

Según las fuentes de la Junta consultadas por este diario, este reintegro todavía no es firme. Esta reclamación del Gobierno andaluz a UGT se encuentra, por tanto, entre los 51 millones de euros en ayudas a la formación que cuentan con expedientes de reintegro que todavía no son firmes.

El consejero de Empleo Empresa y Comercio, José Sánchez Maldonado, contó el pasado 31 de mayo, durante su declaración ante la comisión de investigación abierta en el Parlamento para depurar responsabilidades por el fraude de la formación, que el Gobierno andaluz está ya reclamando en firme la devolución de 90 millones de euros en subvenciones para cursos, mientras que también mantiene abiertos reintegros que no son firmes por un importe de 51 millones de euros, entre los que está la ayuda de UGT en la que figuran el marido y el cuñado de Susana Díaz.

 

 

EL MUNDO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *