La ilustración y el videojuego se dan la mano en ‘Glitch’, la nueva muestra del Centro de las Artes de Sevilla

centro de las artes de sevilla

El Centro de las Artes de Sevilla (CAS) ha inaugurado este miércoles la exposición ‘Glitch. Videojuego e ilustración’, una muestra que recoge el trabajo de más de una veintena de ilustradores sobre diferentes aspectos de la cultura de los videojuegos y la relación que existe entre ambos universos creativos.

Según ha informado el Ayuntamiento, ‘Glitch’ exhibe la obra de 24 ilustradores de diferentes generaciones y nacionalidades en torno al mismo tema. Entre ellos, se incluyen Amaia Arrazola, Puño, Martín Satí, Aitor Saraiba, Óscar Giménez, Tavo, Steve Simpson, Ana Juan, Ágreda, Pau Sanz i Vila, Adrian Smith, Irene Mala, Díaz-Faes o Jesús Prudencio.

El día de la inauguración, el 8 de junio, Owlman DJ desarrollará una sesión inspirada en la música de 8 bits la cultura musical de los videojuegos.

Desde sus orígenes (1972) con PONG, videojuego de primera generación publicado por Atari, hasta las actuales consolas y juegos en línea, los videojuegos conforman un sector que en los últimos años ha vivido un desarrollo espectacular y que ya se considera uno de los ejes fundamentales de la cultura contemporánea, tanto desde el punto de vista tecnológico e industrial como estético/creativo.

La “gamificación”, que consiste en aplicar videojuegos a entornos no lúdicos; los “serious games”, juegos que van más allá del entretenimiento; la realidad virtual y los dispositivos tecnológicos “inmersivos”, son tendencia.

Al mismo tiempo, la industria del videojuego se sirve de la ilustración como herramienta conceptual y narrativa, tanto para el diseño como para el desarrollo de los proyectos.

Paralelamente, la ilustración, considerada mucho tiempo como un arte menor, vive un gran momento de reconocimiento y popularidad. Un medio versátil en técnica, discurso y función; ya sea creativa, conceptual, publicitaria o divulgativa. En España, autores como Puño, Aitor Saraiba, Óscar Giménez o Amaia Arrazola son una clara muestra de la capacidad y vitalidad de la profesión, aunando el interés creativo y comercial.

‘Glitch’ es un entorno para que ambas disciplinas dialoguen. No se trata sólo de un homenaje al universo de los videojuegos, sino de aportar la visión que cada autor tiene sobre el medio; analizar sus aspectos conceptuales, narrativos, de diseño e imagen, sociales, culturales, psicológicos, etc.

Los comisarios de la muestra, Alejandro Rojas, Lola Zehínos y David Rodríguez, proponen a los ilustradores nacionales e internacionales participantes que hagan una reflexión visual sobre el ecosistema de los videojuegos demostrando que los videojuegos y la ilustración son dos ámbitos estrechamente relacionados e influyentes en el contexto cultural actual.

DIPUTACIÓN DE SEVILLA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *