Cristina Alonso denuncia “acoso y amenazas” de sus propios compañeros del Partido Popular

cristina alonso

La concejal del Partido Popular de Dos Hermanas Cristina Alonso ha comparecido ante los medios de comunicación en la mañana de hoy, 25 de mayo, para poner en conocimiento de la opinión pública y de la militancia de su partido la “extrema” situación que lleva soportando desde que la nombraron portavoz hace justamente un año.

Alonso ha querido comenzar dejando claro que “no voy a dejar mi acta de concejal” y que “he sido, soy y seré votante del Partido Popular” creyendo y coincidiendo con su partido tanto a nivel regional como nacional y expresando que el partido local nazareno “no corresponde con los ideales del Partido Popular”.

Cristina Alonso ha manifestado que ha sido “acosada, insultada, maltratada psicológicamente y amenazada” por sus propios compañeros de partido centrando la culpa en Luis Paniagua principalmente, aunque ha manifestado que tiene interpuesta tres denuncias en el Juzgado número 1 de Dos Hermanas “contra dos concejales del PP de Dos Hermanas y un afiliado del partido”.

Alonso ha reconocido que en el PP de Dos Hermanas “no se trabaja en pro de la ciudadanía, si no en pro de los intereses personales de cada uno”. Además, ha querido hacer hincapié en que ha sufrido un auténtico “acoso y derribo” para que “renuncie a ser portavoz, en primer lugar, y a que deje mi acta de concejal, posteriormente”.

La ex portavoz del PP de Dos Hermanas sitúo los primeros desencuentros con Luis Paniagua, principalmente, a la hora de confeccionar las listas electorales de cara a los comicios municipales, ya que ella solicitaba a más personas de su propia confianza entre los primeros puestos “algo que no pudo ser” pero se solventaron los problemas.

Al llegar el día de las elecciones, y tras los “malos” resultados obtenidos por el grupo, le solicitaron que pusiese su cargo a la decisión del partido, Alonso afirmó que ella lo haría “siempre y cuando lo hiciese también el coordinador de la campaña”, es decir Luis Paniagua, como eso no fue posible “decidí continuar con mi acta”.

A partir de este momento comienza “el acoso” hacia su persona, en primer lugar, para impedir que fuera la portavoz argumentando “no tener experiencia en política” y aludiéndoles desde su propio grupo que debía ser Luis Paniagua “por su experiencia, tablas y formas de expresarse”, Alonso se opone a este nombramiento y finalmente consigue ella la portavocía gracias al apoyo de la “provincial y la regional de mi partido”.

La siguiente fase, según revela la propia concejal, es la de no poder realizar su trabajo de portavoz adecuadamente porque “cada vez que convoco una reunión los demás concejales no se personan, mandan notas de prensa a los medios por correo electrónico y borran el contenido luego, no presentan ningún asunto para pleno o se me corta de las fotos publicadas en las redes sociales”. Además, aparecieron perfiles falsos de Twitter creados antes de las elecciones que iban en contra de Ciudadanos y después de las elecciones “van en contra mía”, e incluso “crean un Twitter que me parodia, siendo tan torpes que ellos son los seguidores de esas cuentas”.

“Como seguía sin retirarme comienza la siguiente fase en la que aparece una sede que no es oficial pero que todo el mundo sabe que es la sede”, y añade Alonso que comienza “el maltrato verbal” con expresiones como “niñata”, “todos nos reímos de ti en los plenos”, “no vales ni para secretaría”, o “te quedan dos telediarios”. Además, según denuncia “apartan a los afiliados que estaban apoyándome y prohíben a los miembros de Nuevas Generaciones hablar conmigo si quieren continuar en el grupo”.

La situación se agrava una vez que se levanta el secreto de sumario del “caso Varela” estando ya “controlando” el partido la gestora que preside Virginia Pérez. Alonso es llamada a declarar por el juez en calidad de testigo y la realiza “con lo que se, ya que no puedo mentir si voy de testigo”. Es en este momento, y tras haber declarado en contra de Luis Paniagua y de un afiliado del partido cuando “deciden que tenían que quitarme la portavocía, sin mi firma, tal y como se ha vendido”.

Alonso también ha lamentado la forma en la que se enteró de la decisión, ya que “fue un técnico del Ayuntamiento el que me informó”. Además de la portavocía se le excluye de “todas las comisiones”, y a pesar de que Virginia Pérez, presidenta de la gestora, “pidiese a la portavoz actual, Mari Carmen Espada, que me incluyera como suplente en todas las comisiones aún no ha sido entregado en el registro del Ayuntamiento”. En este punto, Alonso recordó que Espada “tampoco tiene experiencia política”.

En este momento, añade Alonso, es en el que “aprovechan un momento de ausencia mía, ya que me fui con mi hija a Paris por su comunión y murió un familiar cercano, para dejarme sin responsabilidades dentro del grupo”. También conoce a través de la prensa la creación de un comité de campaña en el que “por supuesto yo no aparezco, ni ninguno de mis apoyos dentro del partido”. Asimismo “tampoco tengo acceso a las cuentas bancarias”.

En este momento en el que estamos, Alonso se encuentra “con miedo” porque “no sé qué va a ser lo próximo”. A pesar de ello, “no renunciaré a mi acta”, y anuncia que si después de esto la fuerzan a salir del partido “lo aceptaré y me iré al grupo de los no adscritos aunque tenga que pagar por mantener mi acta”.

Alonso ha reconocido que “quizás no sea el momento para haber realizado esta rueda de prensa” por la cercanía de las elecciones generales pero“no cuento con ningún apoyo”, y desde la propia gestora nazarena “todos son buenas palabras pero en los hechos nunca me veo respaldada”.

En cuanto al tema de los apoderados “falsos” de los últimos comicios, Alonso ha manifestado que “no tengo ni he tenido nunca acceso al listado de afiliados”, y aunque admite que “ha podido cometer alguna equivocación” estos dos apoderados no eran de ella, apuntando a que “no pude ir a recoger la lista de apoderados porque fue otro compañero, el cual me facilitó el listado 48 horas después cuando ya habían sido avisados los dos apoderados falsos”.

Cristina Alonso se siente “amenazada y con miedo”, ya que “han investigado mi vida y la de mi familia aportándome datos de ello”, y no descarta ampliar el número de denuncias contra más personas del grupo y si no lo ha hecho ya “ha sido por falta de pruebas”.

Por último, Alonso ha informado que “han sido muchos los afiliados en Dos Hermanas que se han dado de baja” tras enterarse de la “mafia” que existe dentro del partido y reconoce que “no les interesa una persona honrada que venga a ayudar al ciudadano”, y no entiende como el partido apoya “a investigados, filibusteros y cobardes”, sintiéndose “asqueada de la política”, ya que “vine a intentar limpiar el partido y tengo que desvincularme para no salir manchada”.

Por otra parte dos de sus colaboradores y afiliados al partido, Diego y Cayetano, han querido añadir que tanto Virginia Pérez como Juan Bueno conocen la situación desde el pasado mes de septiembre e incluso les han mandado escritos en los cuales se ven reflejadas alguna de las amenazas hacia Cristina Alonso. Además, el día después de las elecciones “Isabel Uribe, ex concejal popular y número 5 en las listas, me llamó para que le mandase mi firma por wasshapt para poder falsificarla y enviarlas junto con las del resto de afiliados a Sevilla para pedir la salida de Cristina Alonso”, según cuenta Cayetano.

DOS HERMANAS INFO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *