Royal Raymond Rife: El hombre que curó el cancer

 

 

 

Royal Raymond Rife (1888-1971) es el curioso nombre de quien fue un eminente científico norteamericano que tuvo la mala fortuna de nacer en el país del tio Sam.
Y digo mala fortuna, porque de ser un reputado y brillante investigador pasó a ser convertido en un “charlatán”, como quien dice, de la noche a la mañana.
Rife no fue un chamán, ni un tirador de tarot, ni un brujo, sino un hombre de ciencia, que fue víctima del atropello estatal y los intereses farmaceuticos, la codicia y la rapiña de un grupo de personajes ávidos de poder y dinero, algo que (para mal) siempre ha sido una de las marcas de la casa del país norteamericano.
Rife, a pesar de sus detractores oficiales, jamás ha tenido nada que ver con las pseudociencias,
ni con inventos extravagantes, ni con curas “milagrosas”, sino que fue un científico puro, de una honestidad fuera de toda discusión.
La prueba de esto último es que Raymond Rife recibió 14 grandes premios y diversos honores,
además de un doctorado honoris causa por la prestigiosa Universidad de Heidelberg (Alemania),
en reconocimiento a su trabajo (residió en Alemania como investigador de la mundialmente reconocida empresa de instrumentos ópticos Carl Zeiss).
Trabajó con los mejores médicos y científicos del momento e incluso tuvo el apoyo financiero para realizar sus trabajos por parte de mecenas privados millonarios como Henry Timkin.

 

LA VOZ DEL VIENTO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *