OVNIS, basura radiactiva y seudocientíficos I

 

Quiero aclarar que mis creencias en muchos ámbitos de la vida han ido variando a lo largo de mi experiencia vital. Y sobre el asunto del que voy a hablar hoy diría que he dado un giro de 180 grados. Este asunto no es otro que el tema OVNI y la presencia de seres extraterrestres.

Siempre pensé que el universo es gigantesco y que tal y como decía Carl Sagan en aquellos excelentes documentales (aunque ligeramente manipulados por ciertos lobbys, tema para otro articulo) llamados COSMOS, tanto terreno sin mas pobladores que nosotros seria una perdida de espacio.

 

Yo crecí, con estos documentales y otros muchos que con mucha mas calidad de lo que se emite hoy día hicieron brotar mi curiosidad en la ciencia. Devore docenas de libros sobre el espacio, las leyes físicas de la materia y entre en contacto con la obra del Sr. Stephen Hawking. Su biografía me dejo claro que una persona puede tener ciertas trabas físicas (muy graves , como es su caso) y sin embargo poder volar con su mente hasta las estrellas. Su Historia del tiempo: del Big Bang a los agujeros negros fue mi obra de cabecera durante varios meses, ya que aunque como el mismo dice esta escrita de forma facilmente entendible para los profanos en la ciencia, la densidad de las explicaciones que incluyen numerosos gráficos y formulas hacia necesaria una relectura y una ampliación de información fuera de esta magnifica obra, obra que nos explica como los científicos han ido creando ciencia los unos gracias a los descubrimientos de los otros a lo largo de miles de años. Pero no nos desviemos, con esto quiero decir que mis sentimientos referentes a todo el tema OVNI provenían del acercamiento desde las bases de la ciencia. Nunca fui de leer revistas sobre ufologia ni nada parecido.

Una de las cosas que mas me fascinaron fue la famosa ecuación de Drake donde el presidente y radioastronomo del Instituto SETI Frank Drake, creo dicha ecuación con el propósito de estimar la cantidad de civilizaciones en nuestra galaxia, la Vía Láctea, susceptibles de poseer emisiones de radio detectables.

Nuestro sol es sólo una estrella solitaria en la abundancia de 7×1022 estrellas en el universo observable.1 La Vía Láctea es tan sólo una de entre las 500.000.000.000 galaxias del Universo. Parece que debería haber un montón de vida ahí fuera.
El primero en hacer una estimación inicial fue el astrónomo Frank Drake. Éste concibió una ecuación, ahora conocida como Ecuación de Drake, basada en varios parámetros:

N = R^{*} ~ \cdot ~ f_{p} ~ \cdot ~ n_{e} ~ \cdot ~ f_{l} ~ \cdot ~ f_{i} ~ \cdot ~ f_{c} ~ \cdot ~ L

donde N representa el número de civilizaciones que podrían comunicarse en nuestra galaxia, la Vía Láctea. Este número depende de varios factores:
  • R^{*} es el ritmo anual de formación de estrellas “adecuadas” en la galaxia.
  • f_{p} es la fracción de estrellas que tienen planetas en su órbita.
  • n_{e} es el número de esos planetas orbitando dentro de la ecosfera de la estrella (las órbitas cuya distancia a la estrella no sea tan próxima como para ser demasiado calientes, ni tan lejana como para ser demasiado frías para poder albergar vida).
  • f_{l} es la fracción de esos planetas dentro de la ecosfera en los que la vida se ha desarrollado.
  • f_i es la fracción de esos planetas en los que la vida inteligente se ha desarrollado.
  • f_c es la fracción de esos planetas donde la vida inteligente ha desarrollado una tecnología e intenta comunicarse.
  • L es el lapso, medido en años, durante el que una civilización inteligente y comunicativa puede existir.

La cuestión es que es innegable a la vista de esta ecuación NEGAR la posibilidad de que existan otras civilizaciones inteligentes en el espacio, algunos científicos llegan a asegurar que el propio Drake se quedo corto en calcular como solo 10 las civilizaciones “inteligentes” y aseguran que podrían llegar a ser millones.

Así que yo, hasta fechas relativamente cercanas siempre he creído en la posibilidad de la presencia OVNI y el contacto con seres extraterrestes…PERO YA NO, como decían en Galicia NUNCA MAIS.

Cuando el 7 de abril de 1990, fecha en que Antonio José Ales pronostico que se produciría un encuentro OVNI en Madrid y dicha noticia apareció en muchos medios de comunicacion no pude dejar pasar la ocasión.

Y fijaros que yo fui uno de aquellos pseudo expertos que llegados de todas partes de España aterrizamos en aquel enorme descampado en las inmediaciones de los castillos de San José de Valderas en Alcorcón.

Si, allí con nuestra videocámara (un buen aparato de la época), nuestro telescopio y unos buenos prismáticos permanecimos un compañero y yo hasta altas horas de la noche en espera de acontecimientos. Yo incluso hasta llegue a hablar por la radio, no recuerdo la emisora, pero el detalle sobre la procedencia de los que acudimos allí citado en la noticia del diario el País lo dejo patente.

Por supuesto allí no apareció ningún marcianito y aunque por algunas emisoras dijeron que se habían llegado a observar algunas luces desde las cimas de las montañas madrileñas, yo, que estaba allí con mi telescopio no vi nada raro. Aquel evento solo sirvió para destrozar un poco mas el ya abandonado castillo señorial de San Jose de Valderas que amaneció mas destrozado que antes.

Al parecer los ummitas nos habían olvidado.

Luego me entere que todo aquello de UMMO fue una burla montada por gente con talento como José Luis Jordán Peña, gente que utilizo tierra radiactiva para darle el toque de credibilidad al supuesto aterrizaje en san Jose de Valderas…como podemos leer en este estupendo articulo de Manuel Carballal:

“…Los informes ummitas eran leídos con sumo interés en La Ballena Alegre, pero faltaba darles un golpe de efecto que aumentasen su credibilidad, y en febrero de 1966 ideó un aterrizaje ummita en Madrid. “En compañía de dos amigos hicimos unas huellas utilizando un molde de plástico que enterramos bastante profundamente, quemamos la huella y alrededor dejé tierra radiactiva“. Este último detalle era desconocido incluso por sus cómplices. Y lamentablemente -o por fortuna- nadie utilizó un Geiger en Aluche, sino habrían descubierto el típico incremento radiactivo alrededor de una huella OVNI.
Su principal cómplice en Aluche y San José de Valderas fue Vicente Ortuño, tal y como me confesó personalmente en su propio domicilio de Aluche. Ortuño, además, fue el famoso mecanógrafo ummita que visitó a Sesma para entregarle las legendarias “fotos tridimensionales”, unos simples hologramas “estereogramas sin dispositivo óptico -recuerda Jordán- que representaban unas esferas amarillas rodeadas de niebla” y que se fabricaban en Japón, donde acababan de ser patentados, pero que en aquella época no eran conocidos en España.
Tras hacer las huellas, Jordán entró dando gritos en la finca El Regajal, e hizo salir a varias personas para verlas. La voz se corrió por el barrio y algunos llegaron a afirmar haber visto una luz extraña esa noche. “Me sorprendió a mí mismo -confesaría Jordán- entrevistar a gente de Aluche que decía haber visto el OVNI que yo me había inventado, pero que al contar eso podía disfrutar de su dosis de protagonismo en la prensa”. …”

 

¿de donde salio esa tierra?

 

 

TECNICO PREOCUPADO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *