Otra vez Pantuflo

 

 

El pasado sábado asistí anonadada a los diez minutos más infames y denigrantes para la profesión periodística que probablemente se hayan dado jamás en la historia de la televisión.

No pensaba ver L6N, hace tiempo que el programa me parece un circo siniestro, pero confieso que no pude resistirme a la tentación de ponerlo un ratito, ya era público que la última ¨gran exclusiva¨ de Inda contra su objeto de deseo inalcanzable, Pablo Iglesias, era un burdo montaje, y tenía la esperanza de ver un buen chorreo por parte de algunos de sus compañeros. Porque esperar que todos ellos, en un ataque de dignidad, se levantaran y se negaran a debatir con un elemento que ha denigrado a la profesión hasta llevarla a las más sucias cloacas jamás imaginadas era mucho pedir.

Nunca había entendido tan bien el concepto de vergüenza ajena. Unas absurdas ¨pruebas¨ un tipo nervioso, con tics constantes en el cuello y los labios, con la mandíbula en Cuenca, con risitas histéricas y fingidas, inquieto, salivando y montando un espectáculo digno de una tragicomedia. Daba más pena que asco verlo defender una infamia imposible de sostener, y vergüenza ver como le han permitido convertir L6N en un basurero televisivo

Como si el espantoso ridículo de Inda fuese poca cosa, al día siguiente la jefa nacional del panfleto del ínclito, y anterior directora de L6N, Sandra Fernández, se dedicó a RT y comentar como una posesa twits fake de Iglesias, que los chicos de POLITICAHORA lanzaron como cebo, para comprobar el grado de rigor que tienen ciertos medios a la hora de publicar o hacerse eco de informaciones. Eso si, al menos la Sandra, cuando se percató de que se la habían colado, reconoció el error. Cosa que no hará jamás el esperpento de su jefe.

Captura de pantalla 2016-05-09 a las 19.07.38

Os voy a confesar que a mi no me preocupan las payasadas de Inda, su nivel de descrédito se ha convertido en una mina de votos para Podemos y él, en la irrisión de todo el periodismo decente y del espectador que aún conserva dos neuronas. Soy partidaria de denunciarlo cuando ataque al honor o difame, pero nada más. Déjenle con sus desvaríos de enfermo y que los programas que lo llevan asuman su parte de culpa por convertir los debates en un estercolero.

Lo que me preocupa y mucho, es lo que hay detrás del personaje. Sus contactos, y sobre todo que reciba (cosa por él reconocida) filtraciones de un sector de la policía e instrucciones sobre cómo y cuándo debe lanzar las interesadas informaciones que le pasan.

Captura de pantalla 2016-05-08 a las 12.25.12Según hemos sabido por medios de comunicación independientes, el número dos de la policía Eugenio Pino y el comisario José Villarejo, se han reunido con Pantuflo en dependencias policiales para preparar los reportajes que se van lanzando contra Podemos. La relación de Inda con Villarejo viene de hace mucho, es su periodista de confianza y lo usa para atacar a los enemigos y a los amigos cuando conviene hacer barrido. Según fuentes policiales estas reuniones son habituales.

También leí que, presuntamente, algunos personajes afines al poder hacen investigaciones a la formación morada sin orden judicial y que todas esas informaciones convenientemente tergiversadas van a parar a manos de EDUARDO INDA para que las publique su inmundo panfleto y las comente en los debates. Otra cosa que me impactó fue saber que hay una pandilla del Ministerio del Interior dedicada exclusivamente a la guerra sucia contra formaciones políticas que conviene desprestigiar. Y todo esto, pagado con dinero público.

Si conocer esto escandaliza a cualquier persona decente, pensad en lo que nunca sabremos. Imaginaos las cloacas a las que este oscuro personaje debe descender para que se le abran las puertas de todos los grupos mediáticos, de todos los programas, de todas cadenas de radio a las que quiera asistir, incluso conectan con la redacción de su periódico cuando no está presente en los platós para que no deje de difamar ni un sólo día. Inda representa a los más sucios intereses de las élites de este país, es abyecto, desalmado y sin un ápice de ética ni principios.

¿Qué gana Pantuflo con esto? ¿Quién financia su panfleto? ¿Quién ordena que esté siempre presente en los medios? Y lo que es peor… ¿Para qué? Sólo encuentro una explicación, su misión es fomentar el odio contra Podemos entre los los descerebrados que aún no se hayan dado cuenta que semejante despojo es un títere en manos del poder establecido. Elbipartidismo se repartió la tarta en el 78, y jamás van a permitir que nadie les quite ni una mínima parte del pastel, y menos que se abra el cajón de los despojos.

Pero repito Inda no me preocupa, lo que me preocupa es que, ante la confirmación de lo que algunos ya sabíamos, muchos españoles sigan sin reconocer una realidad que nos aplasta. Vivimos en una dictadura soterrada, en un fascismo bipartidista que con la connivencia de un periodismo canalla y despreciable, pretende aniquilar por lo civil o por lo criminal la única alternativa decente a su todopoderoso imperio de corrupción y de vergüenza.

No pidamos que se calle Pantuflo, él es la evidencia que nos muestra lo pútrido del sistema. Esto sólo se arregla votando y echándolos a todos, políticos, comisarios, jueces, fiscales, periodistas o bedeles. A todo el que se haya corrompido, a todo el que de una u otra forma nos haya estafado mentido o manipulado.

Sólo si Podemos llega a la Moncloa tendremos opciones de empezar de nuevo, de sacar la inmundicia de las instituciones y regenerar esta democracia que nunca lo fue del todo. Por eso vamos a ganar estas elecciones, para construir de una vez el país que nos merecemos.

Y POR SI ESO FUESE POCO, IMAGINAOS EL DISGUSTO QUE LE VAMOS A DAR A INDA.

 

ALCANTARILLA SOCIAL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *