La alcaldesa de Marchena pone sueldo a dos concejales tras prometer que solo cobraría ella

Se trata de María del Mar Romero, quien se puso un sueldo de 49.530,24 euros tras asegurar que no cobraría 50.000

alcaldesa de Mairena - maria del mar romero susana diaz
María del Mar Romero, con Susana Díaz

La alcaldesa de Marchena (Sevilla), María del Mar Romero, llegó con polémica al cargo. Durante la campaña electoral anunció que no iba a cobrar de ninguna manera los 50.000 euros que se llevaba el anterior regidor de la localidad. Pero en el primer pleno se puso un sueldo de 49.530,24 euros. La oposición indignada, denunció el caso. Los vecinos hasta crearon una petición en la web change.org para que se bajase el salario. Un año después, sigue percibiendo ese dinero.

Desde la oposición acusan a Romero de mentir al afirmar que no hay más liberados en el Ayuntamiento y desvelan que otros dos ediles del PSOE tienen un sueldo

Aunque la grupos políticos de la oposición han pedido llevar a pleno de nuevo el salario de la alcaldesa, Romero no ha consentido que se discuta sobre el asunto. Desde el PP se quejan de que su petición de tratar el asunto es sistemáticamente ignorado. «Esto es un régimen bolivariano», resume la portavoz de los populares en Marchena, Esther Álvarez. Como última respuesta, María del Mar Romero explicó hace unos días que su salario no suponía tanto esfuerzo a la arcas del pueblo porque ella era la única que cobraba. Su salario, argumentaba «es el mismo que han recibido los anteriores alcaldes, pero sin ningún liberado más».

Sin embargo, desde el PP son claros: «Eso es mentira. Tiene dos liberados más». Se trata, según denuncian, de dos concejales del PSOE, Teresa Jiménez y Beatriz Sánchez . Jiménez cobra un sueldo de 2.100 euros mensuales por asistir a las reuniones de la Mancomunidad. Ademáspercibe unas dietas por cada reunión: hasta 144 a la semana, a sumar a su sueldo «base».

El segundo caso es el de Beatriz Sánchez. Esta concejala socialista cobra, según la oposición, unos 1.300 euros al mes por asistir a las reuniones del Consorcio de Aguas. Con ella serían dos los miembros del grupo del PSOE liberados, incumpliendo el compromiso de la alcaldesa deser ella la única que cobraría por su labor en el Ayuntamiento.

Denuncias en los Juzgados

Las críticas a la gestión de Romero al frente del Consistorio no se reducen a su sueldo. La oposición también se queja de que la alcaldesa haya puesto los plenos por la mañana, de modo que salvo quien cobra del Ayuntamiento, nadie puede asistir. Explican que han intentado varias veces que este tema se discuta en pleno para poder cambiar la hora de estas sesiones, pero «la alcaldesa se niega».

«Los demás grupos tenemos trabajos fuera del Ayuntamiento, pero los del PSOE o están liberados o en el paro», explican desde el PP. Así, «solo ellos pueden ir a los plenos si son por las mañanas».

Con esa y otras polémicas de fondo, los plenos en Marchena han sido tensos en lo que va de año. Tanto, que en el último celebrado, el grupo del PP acabó levantándose y marchándose de la sala. Antes de dejar la habitación, anunciaron que denunciarían a la alcaldesa en los Juzgados.

En el fondo de las dos cuestiones, está según la oposición, el«autoritarismo» de la alcaldesa, que no permite que se discutan ciertos temas en el pleno: ni su sueldo ni las horas de los plenos. Según ha declarado Romero a «La Voz de Marchena», es porque entiende que solo ella tiene potestad para proponer esos temas. «La competencia exclusiva de proponer las retribuciones de cargos públicos, número de liberados (que en Marchena solo es la Alcaldía), retribuciones de grupos políticos […] es competencia exclusiva del alcalde».

Desde el PP creen que se equivoca: «Al pleno se puede llevar cualquier cosa, eso de que solo ella tiene competencia es mentira». Lo confirman el resto de los grupos políticos que tienen representación en el Consistorio. Desde el PA («la alcaldesa no escucha a nadie, ni a partidos ni a personas. No nos da la documentación sobre los puntos del día que van a los plenos, vamos sin saber de qué vamos a hablar») y desde Ganemos («Hay impedimentos por todos lados. Y cambios en el presupuesto que sabían que había que haber metido antes»). Al final, una idea ronda a toda la oposición: plantear una moción de censura contra la alcaldesa y desalojarla del puesto. Fuentes del Ayuntamiento consultadas por ABC de Sevilla hablan ya de esa posibilidad. «Es algo que se ha hablado, aunque no hay nada cerrado», explican.

Este periódico intentó ponerse en contacto en repetidas ocasiones con la alcaldesa de Marchena, pero no obtuvo ninguna respuesta.

 

ABC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *