El Clan Fabra: 150 años de caciquismo en Castellón

El origen del poder de esta familia secular poco tiene de inocente.
El primer Fabra fue un destacado sicario durante las guerras Carlistas. Su apoyo al general O’donell y su intervención militar en Lucena le proporcionaron un cargo político, que le dio acceso al poder en su región e inicio de la saga.
El segundo Fabra fue un conocido reaccionario desde joven. Como dirigente del Juventud Católica y Derecha Regional Valenciana no le costó hacerse con un mando militar durante la sublevación franquista. Por su adhesión al Régimen fue nombrado dirigente del Movimiento Nazional ocupando altos cargos durante el resto de su vida.
El tercer Fabra durante la Transición Neoliberal aprovechó el poder acumulado para aumentar la riqueza familiar. Acusado de innumerables escándalos, tramas de corrupción y causas abiertas la justicia burguesa solo es capaz de premiar su capacidad innata para el robo.
La cuarta Fabra llegó lanzada al Congreso como diputada no electa. Su inexperiencia y su sincero fervor Nazional Católico son mala combinación en un mundo de hipocresía, por lo que se vio envuelta en la polémica al insultar a la la plebe sin trabajo al anunciar el gobierno recortes a sus subsidios: ¡”Que se jodan!”. El pueblo castellonés teme ahora su vuelta y látigo.
Los Fabra: 150 años de caciquismo en Castellón lamarea.com
Hablar de los Fabra en la provincia de Castellón es hablar de poder. Desde hace siglo y medio gobiernan con mano dura un órgano como la Diputación, una entidad muy importante en una provincia donde la densidad de población es muy pequeña, excepto en algunas localidades costeras. Los Fabra dominan y controlan perfectamentetoda la provincia: el interior porque es donde nacieron y donde, en Lucena del Cid, son idolatrados; y la costa por donde han extendido las ayudas económicas de la Diputación y sus tentáculos políticos.
Victorino Fabra Gil: S.XIX
El primer miembro del ‘clan’ con renombre político fueVictorino Fabra Gil (1818-1893). Conocido como ‘el agüelo Pantorrilles’, por su indumentaria rural, fue hijo de unos tejedores y labró su futuro político participando en la guerra carlista y de la mano de la Unión Liberal.Su meteórica carrera le llevó al frente de la Diputación que presidió en varias ocasiones desde 1874 hasta la fecha de su muerte, en 1893.
A partir de ahí, el apellido Fabra está ligado inexorablemente a la Diputación. Un hijo de ‘Pantorrilles’,Luís Fabra Sanz, y sus tres primos, Victorino, Plácido e Hipólito se repartirán la Diputación durante casi dos décadas. Todos ellos se mueven perfectamente en Madrid donde ofrecen sus votos a los diferentes gobiernos a cambio de mantener el poder en la provincia.

 

Carlos Fabra Andrés: Militar sublevado y dirigente del Movimiento Nazional
La herencia al ‘trono’ le corresponde a Carlos Fabra Andrés, hijo de Luis Fabra Sanz y padre del Carlos Fabra ‘moderno’. Fabra Andrés es uno de los fundadores de la Juventud Católica en Castellón y, como recuerda el historiador Vicent Sanz Rozalén, cuando estalla la Guerra Civil “se alista en el ejército franquista”.
La victoria del bando sublevado y la dictadura vienen muy bien a la familia.
Carlos Fabra Andrés es nombrado en 1939 delegado de excombatientes y cuatro años después ocupa el cargo desecretario provincial del Movimiento Nacional, el brazo político del franquismo y donde radica realmente el poder de influencia sobre el dictador. Tras su paso por el movimiento, Carlos Fabra, padre, ocupa otros cargos como el de alcalde de Castellón y de presidente de la Diputación. Su hijo ya tenía 15 años y preparaba su paso a la nueva generación.

 

Carlos Fabra Carreras: franquismo
Don Carlos llega a la política de la mano de la UCD, aunque pronto se pasa a la militancia en la Alianza Popular de Manuel Fraga Iribarne. Pronto llega a ser concejal en el Ayuntamiento de Castellón y en 1995 llega a la presidencia de la Diputación que no abandona hasta hace tres años. La carrera de don Carlos está marcada por su situación judicial y sus 94 cuentas bancarias conocidas [el número varía según la fuente]. El caso de corrupción que lleva su nombre está en los juzgados de Nules desde hace nueve años. Se le acusa de delitos fiscales, tráfico de influencias o cohecho, pero aún no ha habido juicio. De hecho, por el juzgado han pasado varios magistrados y además el juez que instruye ahora la causa ha denunciado ante el Consejo General del Poder Judicial haber sufrido presiones para cerrar el caso. [Como empresario destaca su presidencia en Aerocas, empresa vinculada al Aeropuerto de Castellón, lo que provocó una investigación por corrupción inmobiliaria y de Golf del Mediterraneo].

 

Andrea Fabra: de polluelo a buitre
La saga de los Fabra ya tiene continuidad. Andrea Fabra, hija de don Carlos, tras pasar por Telefónica, es elegida senadora de libre designación [pucherazo] por Castellón en 2004. Cuatro años después pasa al Congreso de los Diputados donde ocupa actualmente el escaño desde donde lanzó su ya famoso “que se jodan” cuando se aprobaban los recortes a los parados el miércoles pasado.
La hija de don Carlos está casada con Juan José Güemes, también político del PP y ex consejero de sanidad de Esperanza Aguirre [topo a las órdenes deAntonio Brugueño, CEO de Adeslas y Director de Hospitales de la Consejería de Sanidad de Madrid. Fueinfiltrado en el gobierno Popular como punta de lanza de la privatización y el pelotazo inmobiliario en la sanidad].
La última metedura de pata de Andrea Fabra podría acabar con su carrera política en Madrid. Algunas voces en Castellón ya temen un posible regreso a “casa”, más ahora que en la Diputación no hay ningún Fabra en el poder. Sí lo hay en la Generalitat, Alberto, aunque el President se empeña en negar cualquier vínculo familiar con la saga.

El origen de el poder de dicha familia es indudablemente militar e indefectiblemente ligado a los movimientos reaccionarios, católicos, de derechas y antiobreros.

Se desconoce cuántos familiares directos o indirectos han podido beneficiarse de cargos en dicha diputación o en los distintos ayuntamientos.

El poder acumulado por Carlos Fabra C es tan grande que le permitió nombrar a su hija diputada saltandose el proceso democrático “como en los buenos tiempos”.

 

TARCOTECA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *