SALVADOR FREIXEDO: LO QUE YO CREO

Freixedo en la actualidad (1)Entré en el noviciado de los jesuitas de Salamanca en 1939 a los 16 años. Con la nula sabiduría de la vida que uno tiene a esa edad. Fuí ordenado sacerdote en 1953 en la Universidad de Comillas, tras una carrera eclesiástica que duró también 16 años. Y salí de los jesuitas en Nueva York, en 1969, a consecuencia de mi libro titulado “Mi Iglesia duerme” tras treinta años de haber pertenecido a la orden. (Dicho sea de paso, el libro fue prohibido en España por Manuel Fraga cuando era ministro de Información y Turismo, y tube que publicarlo en Mexico, en donde tubo más de 20 ediciones).

El libro no es ningún panfleto amargado o acusador; es respetuoso con los valores de la Iglesia y sugeridor de cambios que yo pensaba que hacian falta. Todavía creía yo, ingenuamente, en el origen divino de la Iglesia. Tengo que confesar con rubor que tarde 48 años en caer en la cuenta de que todo el dogma cristiano por el que yo había regido mi vida hasta entonces, era un puro mito en nada diferente de los mitos en los que se basan las demás religiones que por milenios han tenido engañados, separados y peleando a todos los pueblos del planeta. Años después escribí otro libro titulado “Por que agoniza el cristianismo” y posteriormente otro más titulado “Las religiones que nos separan”, en los que ya dejo atras mi primera ingenuidad.El joven Salvador Freixedo recien ordenado (1)

No es fácil la tarea de ser hereje. Lo vemos en los muchos ejemplos que tenemos en la historia de herejes que han acabado convertidos en cenizas debido al fanatismo y a la intolerancia que normalmente generan las ideas religiosas. Y debido también a que las ideas religiosas que uno recibe en la infancia, casi con la leche materna, empapan el alma de tal manera que luego es muy dificil liberarse de ellas. Tenemos un ejemplo de esto en el gran teólogo Hans Küng, que después de habernos dado en sus libros datos abundantes para sospechar del dogma cristiano, sigue fiel a ese mismo dogma porque dice “que es la religión de sus padres y de sus mayores”.

No voy a ponerme ahora a desmontar los dogmas cristianos, porque no es ese el propósito, aparte de que ya lo he hecho en varios de mis libros, sobre todo en “El cristianismo un mito más” y en “Interpelación a Jesús de Nazaret”. Resumire casi en una frase la esencia de la ley de la ascética cristiana, invocando para ello a mi ex-Santo Padre Ignacio de Loyola, cuando dice en sus famosos Ejercicios Espirituales: “El hombre es criado para alabar, hacer reverencia y servir a Dios nuestro Señor y mediante esto salvar su anima. Y todas las cosas de sobre la faz de la tierra son creadas para que le ayuden a la consecución de este fin”. Esta frase fundamental en toda la ascetica jesuitica y en todo el dogma cristiano es absolutamente falsa. Porque el Dios a que se refiere Ignacio de Loyola es por supuesto el dios de la Biblia; el rencoroso v miserable dios del Pentateuco. Y a ese individuo yo me niego a darle ninguna adoración ni servicio. Y por supuesto, me niego también a sacrificarle las novillas y ovejas que él tan insistentemente pedía, porque mi cabeza me dice que la sangre y la grasa de unos animales nada tienen que ver con Dios, ni con el reino del espiritu. Además no hemos venido a la vida para ponerla al servicio incondicional de nadie. La vida es para que cada ser humano viva la suya, lo mejor que pueda, evolucionando mental y espiritualmente y disfrutando de todo lo que este al alcance de sus posibilidades aunque, eso si. respetando los derechos de los demás. En todo lo que les diga, aunque alguien pueda pensar lo contrario, no hay nada de resentimiento contra la orden de los jesuitas. Conservo muy buenos recuerdos de los muchos años que allí pasé y de lo que en ella aprendí y tengo aún allí cordiales amigos. Pero si no tengo resentimiento contra mis ex-compañeros jesuitas, porque al fin y al cabo no son mas que pobres victimas de la enorme manipulación mental a que siempre ha estado sometida toda la humanidad, si lo tengo contra los manipuladores, humanos o suprahumanos, que a sabiendas nos han hecho comulgar con ruedas de molino y han abusado cruelmente de la ingenuidad de este desvalido ser que se llama hombre. En seguida hablare de estos manipuladores.El joven Salvador Freixedo recien ordenado (5)

Me faltan unas semanas para cumplir ochenta años y esto me da derecho a expresar sin rodeos y sin miedos que es lo que pienso de la vida. Puedo decir que por mi condición de sacerdote he tratado intimamente a la gente mas rica del mundo (hasta convivido con los banqueros judíos de Park Avenue en Nueva York), y a la gente mas pobre del mundo (negros haitianos e indios cachiqueles de Guatemala, maltratados y asesinados impunemente por los políticos militares de este país, los mas salvajes de América). Politicos v militares a los que no hace mucho veíamos por aquí saludados cordialmente y atendidos a cuerpo de rey por nuestras autoridades. Así es la tragicomedia humana.

He tardado muchos arios en caer en la cuenta de que el cristianismo no es más que un budismo occidentalizado. El cristianismo originario de Jesús de Nazaret, un siglo antes de que los obispos empezasen a vestirse con los pomposos ropajes de grandes señores, rezumaba las enseñanzas de Buda, llegadas a Occidente a través de Alejandría. 0 muy probablemente aprendidas por el mismo Jesús en Oriente. Porque esto de la estancia de Jesús en Oriente es un tema que está muy lejos de haber sido dilucidado, y yo, después de haberlo estudiado, si creo que Jesús anduvo por Oriente antes de empezar a predicar en Palestina. Pero en todo caso si podemos afirmar con toda seguridad que en conjunto y en muchos detalles el dogma cristiano no es más que un copia retrasada de doctrinas, tradiciones y ritos que florecieron siglos antes en distintas regiones de Mesopotamia, de Asia y de Egipto. Creencias, ceremonias, símbolos sagrados y sacramentos en todo semejantes podemos hallarlos y en abundancia en otras religiones anteriores. A veces acompañados de las mismas palabras rituales. Pero debido a esta manipulación a la que me refería anteriormente, todavía la mayoría de la humanidad sigue creyendo firmemente que su religión es original y la única verdadera.

No se puede negar que esto es decepcionante cuando uno lo descubre después de haber dedicado los mejores años de la vida a defender y propagar unas verdades que ahora ve que no son tales verdades. Uno no acaba de comprender como pudo por tantos años creer en un dios que no sólo tiene infiernos eternos y con fuego para castigar a sus criaturas sino que no fue capaz de perdonar a su propio hijo y de dejarlo morir cruelmente, y como pudo creer que dios tenga hijos, como pudo admitir la idea de que vengamos al mundo ya contaminados con un pecado, y disparates tan increíbles como que el propio dios se haga comestible en la hostia y de que vayamos a resucitar todos “con los mismos cuerpos y almas que tuvieron” como nos decian en el catecismo. ¿Cuerpos que tenemos a esta edad, tan deteriorado el pobre o el que teníamos a los dieciseis? Porque créanme, no es lo mismo.La prensa de toda América Latina cubrió el caso Freixedo

Pero dejemos atrás ritos, mitos y creencias sin sentido y echemosle un vistazo a esta sociedad en la que nos ha tocado vivir. Porque yo tengo a mucha honra el ser hereje no solo en religión sino on unas cuantas cosas mas. Creo que a principios del tercer milenio y gracias a esas arenas de doble filo que son la televisión e Internet, estamos asistiendo a un enorme y rapidísimo cambio en la manera de pensar de buena parte de los habitantes del planeta. Este cambio que había sido propiciado en el siglo pasado por el automóvil y la radio, sobre todo la radio de transistores o móvil, es una especie de despertar que puede realizarse en dos direcciones: un despertar externo y hacia fuera, rebelándose ante las injusticias, los robos y atrocidades de las grandes autoridades del planeta, y un despertar interno y desarrollando un nuevo tipo de conciencia y una nueva concepción de la vida en la que los valores materiales a los que hoy prestamos tanta atención pasan a un segundo piano. El despertar hacia afuera se manifiesta, por ejemplo, en la vehemencia con que los pueblos se están rebelando contra la globalización, entendida esta como el dominio económico de la sociedad por sólo unos pocos. Y en otro aspecto, por la rebelión de los pueblos contra las autoridades cuando han descubierto que estas ordinariamente son corruptas. Las masas, poco a poco y por fin, han caído en la cuenta de lo facilmente que el ser humano se corrompe en cuanto le dan algo de poder. El dinero y el poder son algo ante lo que la mayoría de los seres humanos claudicamos. Tenemos una especie de inmunodeficiencia genética ante el poder y el dinero. Poder y dinero son muy fácilmente intercambiables.

Las masas han caído en la cuenta de que en las alturas de la sociedad donde se fraguan las grandes decisiones y donde el dinero se cuenta por miles de millones, la corrupción es cosa normal y ha alcanzado niveles de espanto. Es el “complejo militar-industrial” que decía Eisenhower al que se le han ido afiliando nuevos socios. Banca, mafia, política, militia y la gran industria, se entienden perfectamente en las alturas y forman una piña cerrada que es la que marca las pautas para el planeta entero. Y hay que decir que por desgracia, la megaciencia esta al servicio de estos cinco fatídicos jinetes del Apocalipsis. Las armas mortíferas no las hacen los militares, se las hacen los científicos servilmente puestos a su servicio.La prensa de toda América Latina cubrió el caso Freixedo (7)

Contra esta corrupción, culpable del sufrimiento de miles de millones de seres humanos (no se olviden que cada día mueren de hambre 30.000 personas mientras cada día se mueven en todos las bolsas de valores del mundo billones de dólares) es contra la que estin sublevindose toda esta gente que esta despertando. Un ejemplo de institución corrupta: FAO 1.200 millones $ de presupuesto. 50% para 3500 empleados. De 800 millones de hambrientos en el mundo da de comer a 6 millones (794 sin). Los humanos se vengan a obedecer a autoridades e instituciones corruptas. Y dada la naturaleza humana estamos llegando a la peligrosa conclusión de que autoridad es sinónimo de corrupción, porque dada la injusta estructura social en que vivimos y dada la debilidad humana ante el poder y el dinero, vamos llegando a la conclusión de que para llegar a ser autoridad hay que incurrir en algún tipo de corrupción directa o indirecta. Si alguien se mantiene limpio y no acepta las sucias reglas del juego, automaticamente la maquinaria que lleva al poder lo expele por molesto. Esta incompatibilidad entre la etica y la política ya fue intuida hace un siglo por Max Weber uno de los padres de la sociología. Lo politicamente correcto con mucha frecuencia es eticamente corrupto. El erróneo e ingenuo lema paulino de ” non est potestas nisi a Deo” (no hay autoridad que no venga de Dios) se ha convertido en el muy humano de ” desconfía de toda autoridad “.

En Occidente este despertar hacia afuera también se manifiesta en el abandono masivo de las tradicionales creencias cristianas que se está dando entre la juventud. Las nuevas generaciones de Occidente, aun desconociendo la escandalosa historia de las altas jerarquías de la Iglesia (los Papas asesinos y viciosos de los siglos X, XV y XVI y los Papas mundanamente políticos de todos los siglos) y aun desconociendo la vaciedad de los dogmas cristianos, están abandonando en masa la religión en la que fueron educadas. Repito que a mis 80 años no estoy para callarme por miedo ni para decir tonterías ni ingenuidades de adolescente y mucho menos niñerías. Y aunque a algunos de ustedes pueda parecerles lo que les voy a decir una ingenuidad o una niñería es, por el contrario, el descubrimiento màs grande que yo he hecho en mi vida y el que me hizo cambiar radicalmente mi ” weltanschaung” -con perdón de la palabreja- o mi manera de enfocar la vida y el papel del ser humano en el Universo, lejos de las infantiles religiones en las que habia estado enredado, entretenido y engañado durante tanto años.La prensa de toda América Latina cubrió el caso Freixedo (22)

Mi gran descubrimiento fue que este planeta es una enorme granja en la que unos seres que nos creemos racionales, aunque la verdad es que somos sólo semirracionales, somos mantenidos como borregos, en la creencia de que somos los reyes del planeta y dueños de nuestros destinos, cuando la verdad es que otros son los que sin que nos demos cuenta, trazan las pautas de nuestra existencia. A quien le pueda parecer que esto que acabo de decir es una pura suposición, no tiene más que pensar en todas las religiones del mundo. Como siendo todas falsas, llenas de disparates y de -absurdos y las causantes de innumerables guerras, han tenido y siguen teniendo prisioneras las mentes y las vidas de miles de millones de seres humanos que se creen libres y civilizados pero que debido a ellas se desconocen y hasta se odian. Y no tiene más que mirar un mapa del mundo surcado por unas líneas sinuosas indicadoras de las fronteras que no son más que la absurda caligrafía de la historia. Yo gallego, me parezco mucho más, racial y lingüísticamente, a un portugués del norte que a un catalán o a un andaluz. Pero esas líneas me separan de los portugueses y me hacen sentir diferente a ellos. Unas líneas que son sólo el producto de la ambición y muy probablemente de la brutalidad de algún gran señor que se llamaba rey, o conde o cualquier otra vacuidad de esas y que se creía superior a los demás. La historia humana, la espantosa historia humana, es la confirmación más palmaria de nuestra falta de racionalidad. Y por otra parte es una prueba clara de que alguien hace que por una parte nos creamos completamente racionales e inteligentes por encima de los animales y por otra actuemos de una manera tan ingenua (creyendo las majaderías que nos dicen los dioses de todas las religiones), tan salvaje (matándonos unos a otros), tan fanática (adhiriéndonos tan ciegamente a nuestros creencias), tan suicida (destruyendo brutalmente el planeta en que vivimos) y, en fin de cuentas, tan poco racional.La prensa de toda América Latina cubrió el caso Freixedo (18)

La humanidad -las naciones atrasadas y las desarrolladas- sigue gastando en armamento una ingente cantidad de dinero que debería emplear en la educación . y en el bienestar de los ciudadanos. Tenemos una tecnología con la que podríamos vivir trabajando sólo cuatro dias a la semana… si no tuviésemos que mantener ejércitos y que fabricar y comprar armas costosísimas. Pensemos que un solo avión caza tiene el valor de muchas escuelas y guarderías, o de un hospital completo. Pensemos que muchas de las naciones de Africa gastan la mitad de su presupuesto en el ejército y en engrosar las cuentas bancarias de sus dirigentes, mientras sus ciudadanos se mueren de hambre, de enfermedades, de SIDA y de asco de vivir. Y pensemos que ese dinero robado, al igual que el dinero de las drogas y de las mafias, es el que a sabiendas manejan y blanquean los honorabilisimos banqueros de Europa, esos que vemos tan dignos en nuestros periódicos y revistas, y que por lo que estamos viendo estoy días, no son tan honorables, pues les roban también a los propios accionistas de sus bancos v de sus empresas. Si le echamos una mirada general y desapasionada al estado de la humanidad no podemos menos de llegar a la conclusión de que se encuentra en un tristísimo y peligroso estado. Triste porque es para lloran el ver esos pobres niños esqueléticos comidos por las moscas, que tan frecuentemente nos muestra la televisión, y esas multitudes famélicas con las manos extendidas implorando un poco de harina o de arroz, y siendo transportadas como ganado de un país a otro, huyendo de simios con metralleta comandados por algún troglodita con estrellas de general. Un estado triste cuando vemos a fanáticos que con la Biblia o el Corán en la mano, degüellan a sus hermanos a golpe de machete o les demuelen sus hogares a cañonazos. Y mientras, los grandes políticos del mundo lo consienten y cobardemente callan. Hablar puede restarles votos. Y peligroso porque cuando se cierran todos los caminos y la desesperación hace presa del alma, puede surgir el caos en el que reina la sangre y el dolor, y del que es muy difícil salir. Y el equilibrio de nuestra sociedad es muy precario, mucho mas precario de lo que se piensa, debido a la labilidad humana y a la corrupción profunda que afecta a nuestras grandes instituciones; y el caos puede presentarse repentinamente tal como ha sucedido en Argentina.La prensa de toda América Latina cubrió el caso Freixedo (23)

Y uno se pregunta: ¿Por que la humanidad de una manera tan cruel y tan sostenida se ha portado siempre tan irracionalmente? ¿Por que los seres humanos somos tan malos los unos con los otros? ¿Por que nos fanatizamos tanto con nuestras ideas, sean estas religiosas, patrióticas, politicas o deportivas? ¿Por que la historia humana esta hecha sobre todo con guerras, con tiranías, y con abusos de los poderosos sobre los débiles? He tardado muchos años en descubrirlo y ahora mismo pecaría de cobarde si por miedo a que me tachen de ingenuo, de crédulo o de conspiranoico, como ahora se dice, no se lo comunicase a ustedes y me lo guardase para mi. En la exposición de mis ideas estoy a punto de dar un salto mortal. Tan mortal que muchos de ustedes no me querrán seguir y hasta puede que se lamenten de haberme dedicado todo este tiempo. Pero repito que he tardado muchos años en descubrir esta verdad, que para mi ha sido el mayor logo mental de toda mi vida, al que le debo un cambio radical en mi manera de pensar y de enfocar mi paso por este planeta, ahora que estoy ya cercano a irme de el. En párrafos anteriores ya esboce cual es ese descubrimiento, que en parte desarrollé en mis libros “Defendamonos de los dioses” y “La granja humana”.

En el cristianismo se nos dice que Dios es nuestro Padre. Pero cuando uno lee la Biblia llega a la conclusión de que el hombre, en esta etapa de su existencia es un pobre huérfano en el Cosmos. Porque el dios de la Biblia no es ni siquiera un padrastro; es un viejo cascarrabias, vengativo, celoso y cruel. El Dios real no es el de la Biblia; el Dios real esta mas arriba, hoy por hoy inaccesible e incomprensible para este kilo y media de materia gris que tenemos en el cráneo. Como les dije, no puedo creer en este dios de la Biblia si me atengo a la que leo en el Pentateuco, y sin embargo, paradógicamente creo en otros dioses. Unos dioses con mimúscula de los que tampoco me fio nada y que por desgracia son mucho mas accesibles y cercanos, porque se inmiscuyen solapadamente en las vidas de muchos humanos, y sobre todo porque interfieren y manipulan la historia de la humanidad. Y ha lllegado el momento de hablar de estos misteriosos seres que para la mayoría de los humanos son inexistentes, gracias en primer lugar al deseo de ellos mismos de pasar inadvertidos, y de hacernos creer que nosotros somos lo dueños del mundo. Cosa quo hasta ahora han logrado perfectamente, porque no tenemos que olvidar que son mucho mas inteligentes que nosotros. Para ello han usado unas estrategias eficacísimas, una de la cuales es haberse disfrazado de dioses en cada una de las religiones.Insólitas imagenes de manifestantes con pancartas de apoyo a Freixedo (1)

Y en segundo lugar gracias a la colaboración inconsciente de los supremos dirigentes del planeta, que no son necesariamente los que aparecen en los periódicos -recuerden la frase de Disraeli: “este mundo esta redo por personajes muy diferentes de los que cree la gente”- y gracias a la enorme cantidad de dinero que estos gastan para que la humanidad no se entere de que por encima de ellos hay otros seres, que son los verdaderos dueños del planeta.

¿Quienes son estos seres que manipulan a las supremas autoridades que dirigen el mundo y que le han usurpado el puesto a dios-padre de la Biblia? Aunque la pregunta no está bien hecha, porque la verdad es que el dios de la Biblia lejos de ser el único, el padre, el onmisciente, el todopoderoso creador de todo el Universo es simplemente uno de estos seres que se le apareció a un pastor llamado Abraham hace unos cuatro mil años, y lo engañó diciéndole que el era el Dios Universal y que tendría a su descendencia por el pueblo escogido. El pueblo mas apaleado de la historia. Otros seres de la misma catadura que el Yahve bíblico, que se le presentó a Abraham, se le han estado apareciendo a lo largo de los milenios a otros fundadores de religiones dándoles normas de vida, preparándolos para su misión y llenándoles la cabeza de falsas ideas sobre el mas allá. Eso son las religiones.

Las infmitas creencias sobre el más allá de todos los pueblos de la tierra es algo sobre lo que la sociología no ha reflexionado suficientemente. Hablan del enorme fenómeno social de las religiones de una manera facilitona, diciendo que todo es fruto de la mente y como explicación global y final recurren a la palabra mito con la que pretenden explicarlo todo. Mito, en el lenguaje común y admitido por la sociología, es una creencia ireal inventada por la mente humana. Pero mito no es eso. Efectivamente en todo mito hay mucho de invención debido a muchas causas, y más que nada al paso de los siglos. Pero en el fondo de los mitos -sobre todo de los grandes mitos relacionados con el origen y el fin del mundo y de la vida- hay una realidad que por el paso de los tiempos ha llegado hasta nosotros muy deformada. En el fondo de todos los mitos con que las tribus primitivas explican el origen del mundo y de su raza, está la presencia real y física de estos seres (llámense ángeles, demonios, hadas, asuras, iblis, pitris, loas, devas y de mil maneras más), contándoles a aquellas pobres gentes toda suerte de mentiras y exigiéndoles al mismo tiempo determinados ritos y sacrificios. Y al que me diga que esto es una pura suposición mía, me limitare a recomendarle que lea el Genesis y que me diga si el origen de todas las creencias del cristianismo, seguidas durante cuatro mil años y aún hoy día por cientos de millones de personas supuestamente inteligentes, no tiene su origen en los tratos de un ser, que se presentaba en una nube, con un semi-mítico personaje llamado Moises. Esa es la raíz de las creencias cristianas en las que muchos de nuestros amigos creen todavía.

Por supuesto que el fiel creyente dirá que eso no tiene nada que ver con los mitos de las demás religiones, porque la religión cristiana es la única verdadera y las apafreixedo[1]riciones de Yahve a Abraham y Moises si fueron reales mientras que las de las demás religiones son falsas. Respetemos las creencias de todo el mundo por muy equivocadas que sean, pero lo cierto es que en la actualidad, en nuestra sociedad, hay miles de buenas personas muy civilizadas, con títulos académicos, amigos nuestros, que siguen las enseñanzas de un ser que venía en una nube y que mandaba que le sacrificasen bueyes, y que le reservasen para él la sangre y la grasa. Exactamente igual que los falsos dioses de la otras religiones. Y mis queridos oyentes, ha llegado el momento en que me desnude ante ustedes y les diga que yo creo que esos misteriosos personajes “divinos” (aunque ya no creamos en su divinidad), siguen presentándose a muchos incautos mortales, y dictándoles nuevas religiones, nuevas filosofias, nuevas músicas, , nuevas drogas, nuevos deportes de masas, nuevos movimientos sociales, nuevas revoluciones y hasta nuevos inventos. porque no todos son negativos. Es decir, siguen jugando con los seres humanos y manipulándolos a su antojo tal como lo han hecho por millones de años. Lo hacen con otros disfraces, mas de acuerdo con nuestros tiempos y nuestra cultura. Hoy ya no se atreven a presentarse como dioses universales; a lo más lo hacen como Virgenes; pero lo mas corriente y lo más visible es que se nos presentan como seres superiores del Cosmos en maravillosas naves que han sido vistas por millones de personas y fotografiadas miles de veces.

E l dia que yo me convencí de que a pesar de lo que decía la prensa, y las autoridades y la ciencia oficial, el fenómeno de estas apariciones y manifestaciones -no importa bajo que forma se presenten- era real, se me derrumbó todo el tinglado mental que hasta entonces había tenido y por el que me había regido. No sólo el tinglado religioso, sino también el social con todas sus desprestigiadas y corruptas autoridades. Y hasta el científico. Porque si la velocidad de la luz es insuperable, lógicamente no podían llegar hasta nosotros, ya que tardarían millones de años. Pero lo cierto era que estaban aquí. Luego el dogma científico de la insuperabilidad de la velocidad de la luz era falso. Y hoy ya los grandes físicos nos dicen que efectivamente es falso. Pero puede ser también que ya estuviesen aquí antes que nosotros y nosotros seamos solo una creación de ellos. Y hoy también sabemos ya que lo de Adán y Eva es esta misma realidad pero distorsionada por el paso de los milenios y convertida en mito. Nosotros somos hechura de estos dioses. ¿ Y por que estoy seguro de que están aquí? Pues simplemente porque los he visto. Yo he visto en compañía de otras personas, a plena luz del día y a corta distancia, aparatos que no eran humanos, porque superaban en muchos aspectos la tecnología humana. ¿Por que la mayor parte de la gente no los ha visto? Porque para ver Pekin hay que ir a China. Para ver estas naves hay que salir de casa y hay que mirar el cielo, hacia las estrellas. Y hoy, por la noche, las únicas estrellas que vemos son las falsas estrellas de TV.

Como les dije, este es el mayor descubrimiento que he hecho en mi vida y al que le debo el haber despertado de una especie de sueño infantil en que estaba sumido por las ideas socioreligosas que habia mamado desde la infancia. De no haber sido por ello hoy probablemente seguiría siendo un buen padre jesuita, con unas ideas infantiles acerca de un dios raquítico que tiene hornos eternos para sus hijos malos. Y voy terminando, con esta pregunta que probablemente ustedes se estarán haciendo: ¿Como es posible que la humanidad no se haya enterado de algo tan enormemente importante? ¿No será porque la creencia de seres inteligentes extrahumanos entre nosotros es una pura fantasía ya suficientemente desacreditada por la ciencia? Efectivamente algunos científicos, y sobre todo pseudocientíficos, han tratado de desinformar al mundo acerca de todo este trascendental fenómeno. Es el caso de la AAAS, de Carl Sagan, de Howard Menzel, de Paul Kurtz, de Phillip Klass etc. Pero aunque les parezca increíble, muchos de estos individuos esta probado que son o han sido detractores a sueldo, a grandes sueldos. Los científicos y pseudocientíficos españoles, que con cierta frecuencia habrán visto ustedes en los programas de TV negando el fenómeno han demostrado que a pesar de hablar de ello no saben nada del tema. ¿ Por que las grandes autoridades mundiales no quieren que la humanidad se entere de esta realidad? Porque, aparte de estar inconscientemente manipuladas para ello -y esto es muy importante-, se dan cuenta de las enormes consecuencias -incluido el posible pánico general- que tal noticia tendría. Además, lógicamente a la larga habría algún tipo de revolución masiva, porque a la gente le pasaría lo mismo que me pasó a mi. Y sepan esto: estas mismas autoridades gastan anualmente cientos de millones de dólares para evitar que la humanidad se entere, y cuando alguien de gran prestígio intenta hacerlo, no dudan en sacarlo de en medio haciéndolo aparecer como una muerte natural. Les puedo citar una docena de nombres. Tienen muchas maneras muy sofisticadas de hacerlo.freixedo_4

Y aunque también les parezca increíble, sepan que todos los grandes medios de comunicación están o engañados o de alguna manera acomplejados para que no hablen del tema y para que le quiten importancia o desprestigien a quien hable de ello.¿Que El País, El Mundo, o el ABC, por ejemplo, no quieren hablar seriamente del tema? Porque no quieren “desprestigiarse” tomando en serio un tema sobre el que la ciencia omnisapiente ya ha dado su veredicto. Fíjense que en los pocos programas de TV en que se habla de ello siempre traen a algún loquito que ridiculice el tema o algún pseudocientifico que lo niegue. ¿Y por que la ciencia oficial lo niega? Porque el fenómeno se sale de los parámetros en que la física humana tridimensional se mueve y al no poderlo explicar, prefieren negarlo. Pero la anomalía de todo el fenómeno no solo es de tipo físico, sino que abarca todas las ciencias, incluída la lógica con la que funciona la mente humana. Por eso todo el fenómeno tiene muchos aspectos contradictorios y absurdos, sembrados ex profeso por las inteligencias que están detrás de él para que la ciencia oficial y muchas personas cultas lógicamente lo rechacen y no lo tomen en serio, y la humanidad siga sin enterarse de que en este insondable Universo no somos mas que peones en un ajedrez de gigantes. El dicho bíblico de que Dios puso las estrellas en el cielo para adornar la noche de los humanos es una preciosa frase poética pero…

Y sepan, por fin que hoy día sabemos sobre la presencia y sobre las actuaciones de estos pequeños dioses, coma yo les llamo, mucho mas de lo que sabíamos hace 50 años, cuando volvieron a manifestarse de una manera mas abierta. Pero es un tema tabú del que no se puede hablar, y si se habla, en seguida viene el desmentido oficial o cientifico, o el ataque “ad hominem” contra el que se haya atrevido a disentir. Y la humanidad seguirá adelante creyéndose la dueña del planeta, eso si, con sus hambrunas, sus guerras -religiosas y patrióticas-, sus odios, sus corruptas autoridades e instituciones, y sus SIDAs pero sin saber que es un rebaño con el que algunos seres se divierten y se benefician. Atodo esto ¿donde queda el verdadero Dios?… Espero que cuando muramos tengamos una idea un poco mas clara de Ello. Y yo que soy tan poco bíblico, termino paradógicamente con una frase del evangelio: “El que tenga oidos para oir, que oiga”.

Salvador Freixedo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *