La Corredera comienza a perder sus clásicas jacarandas

corredera-eliminacion-jacarandas-750x478

 

Los técnicos profesionales en la materia que trabajan en el Ayuntamiento han redactado un informe negativo, desaconsejando la operación. Sin embargo, el gobierno local de Utrera (PSOE-IU) ha procedido a eliminar las primeras ocho jacarandas de la calle La Corredera.

Esta intervención se ha desarrollado aprovechando las actuales obras de reurbanización que se están ejecutando en una fase de esta destacada zona. A estos árboles le seguirán el resto de ejemplares que irán desapareciendo de la calle conforme avancen los trabajos hasta alcanzar la plaza de la Trianilla.

Tras ser retiradas de La Corredera, estas ocho jacarandas han sido trasplantadas a la zona de Vistalegre, a la espera de «que llueva para que agarren bien en su nuevo emplazamiento», según ha comentado el alcalde, José María Villalobos (PSOE). En el lugar donde estaban esos árboles está previsto que se coloquen naranjos.

Utrera Digital desveló hace unos días el contenido del informe técnico negativo que ha ignorado el equipo de gobierno. En dicho documento se afirma que «la memoria técnica que trata de justificar el trasplante de estos árboles es imprecisa y deficiente, además de no cuantificar económicamente los daños en la pavimentación y en las fachadas que están causando las jacarandas en La Corredera». Se refiere, de esta forma, a la justificación que el gobierno municipal había dado para eliminar esos árboles.

En cuanto a la plantación de naranjos en la calle, el informe técnico recuerda que «la eliminación del arbolado urbano de un viario debe de ser compensada paisajísticamente, algo que entiendo que no se cumple si se sustituyen las jacarandas por naranjos, ya que son estos árboles de pequeño porte y de escasa entidad ornamental, que no cumplen una de las principales funciones del arbolado en Andalucía: la protección de los rigores del sol».

También el informe del técnico del Ayuntamiento hace referencia a motivos de tipo económico para no entender esa actuación. Comenta en su escrito que, «si simplemente son los criterios económicos los considerados al tomar esta decisión, es más que cuestionable la decisión de trasplantar estos ejemplares al parque de Vistalegre, ya que los gastos de trasplante y mantenimiento futuro son muy superiores a los del arbolado inicialmente previsto en el proyecto de construcción de dicho parque».

Finalmente, también se pone de manifiesto que la eliminación de las jacarandas de La Corredera «implicaría de forma paralela la consideración de todas las peticiones ciudadanas de eliminación o trasplante de árboles que dañen el pavimento y que se encuentren a la misma distancia de las fachadas que las jacarandas de La Corredera». De esta forma, el informe alerta del aluvión de solicitudes que pueden llegar por parte de los ciudadanos, a raíz de esta intervención, demandando la desaparición de árboles en otras zonas de la ciudad donde estén provocándose problemas.

 

UTRERADIGITAL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *