El presupuesto municipal 2016 : ¿es un Déjà vu?

jose maria villalobos - carmela lopez

 

Entre dimes y diretes, los presupuestos para 2016 van forjándose para ser aprobados. En todo el maremagnun entre distintas “facciones” (los que alaban el proyecto de presupuesto y los que lo critican).

Posiblemente, según se indica en las cifras, el “pan y circo” proseguirá. Sí, dijimos claramente proseguirá. ¿Acaso a nadie ya le suena el “pan y circo” de los últimos años?. En Utrera, ha existido, existe… y si nadie lo remedia, existirán estas grandes partidas, partidas con las cuales se mantiene al “rebaño” manso, con ganas de descargar adrenalina en otros menesteres que les hagan estar alejados de la cada vez mas penosa realidad que les envuelve.

Sin duda alguna, hay cosas del actual equipo de gobierno, tales como la “erradicación de lo privado” en lo que a servicios se concierne, fomentar el control de acceso al consistorio (cuando en su momento lo criticó), los gastos en propaganda y publicidad, entre otros, solo nos recuerda que tiempos presentes no difieren en muchos temas del pasado. Quien ahora venga de que antes todo se hizo a la perfección, sabe que no es fiel a la realidad existente en la actualidad, que procede de nuestro mas cercano pasado. 

El desembolso para adquirir las viviendas que en su momento eran propiedad de la empresa municipal PRODUSA, es otro de los fracasos que llegan al presente desde el pasado, pero en el que socialistas y andalucistas han aportado su grano de arena. Ahora toca apechugar al utrerano de a pie, en pagar con impuestos, los errores del pasado. 

Entre unos y otros, entre críticos y leales a este nuevo presupuesto de 2016, solo nos queda decir algo desde este medio:

  • El reflejo actual, no es mas que es el resultado de lo realizado en el pasado.
  • Hay cosas que por que pasen años, no cambian, si no que se lo digan al Cesar en plena carrera de cuadrigas!!
  • ¿Hacia donde se dirige los designios de una ciudad que fue puntera a nivel de provincia?
  • El “humo de fábrica” ¿llegará? o ¿se cambiará definitivamente por el “humo de plan de empleo”?

Nos haríamos muchas mas preguntas, pero el discernir de neuras nos hace pensar que lo dejemos para un próximo encuentro en estas reflexiones impresas. Por ahora, esperemos, que Dios nos coja confesados…. pero todo esto nos resuena… ¿hemos sufrido un  Déjà vu?

LA OTRA UTRERA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *