Renuncia a su acta una concejal andalucista de Utrera “que se querelló contra el alcalde de Los Palacios”

 

alcalde de los palacios juan manuel valle - maria encarnacion caballero oliver

 

María Encarnación Caballero Oliver, concejal del Grupo andalucista del Ayuntamiento de Utrera (Sevilla) como número tres en la candidatura del PA a la Alcaldía de dicho municipio en las últimas elecciones municipales, ha renunciado a su acta de edil, según han informado a Europa Press fuentes municipales, toda vez que esta mujer formaba parte de la Corporación local utrerana desde 2015.

María Encarnación Caballero Oliver, por cierto, es funcionaria del Ayuntamiento de Los Palacios y Villafranca y en el pasado mandato municipal, promovió una querella por presunto acoso laboral contra el alcalde palaciego, Juan Manuel Valle (IP-IU). No obstante, dicha querella no prosperó.

A través de un auto emitido el 3 de septiembre de 2014 y recogido por Europa Press, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número dos de Utrera encuadraba el asunto en la “existencia de denuncias del querellado contra la querellante”, así como el expediente disciplinario incoado en su contra por un posible caso de incompatibilidad, al trabajar también esta funcionaria en un despacho de abogados que defendería por aquel entonces al exalcalde socialista de Los Palacios Antonio Mestre en las causas judiciales que le afectan.

El auto, en ese sentido, explicaba que las denuncias promovidas por Valle y con efectos sobre la citada funcionaria se enmarcan a su vez en la gestión de la extinta sociedad municipal de Los Palacios Idelpa y por tanto son denuncias “referidas al anterior equipo de gobierno”, aunque de algún modo u otro la funcionaria figure en tales denuncias. “Se puede criticar que por parte del alcalde se ponga en conocimiento de los medios de comunicación la mera presentación de una denuncia ante la Fiscalía sin esperar el resultado de las diligencias (…) Es un acto reprobable de la vida política, pero que no pasa del ámbito propio del juego político, en el que a veces se echa de menos que los responsables actúen con ‘fair play'”, exponía el juez.

En cuanto a la falta de medios de la funcionaria para el desarrollo de sus funciones, el juez la conectaba con el expediente disciplinario incoado en su contra y recordaba que es “público y notorio” que el Ayuntamiento sufre “problemas de liquidez”, adeudando de hecho varias nóminas a sus funcionarios y empleados municipales. De otro lado, señalaba que las “conductas” del padre del alcalde al llamar presuntamente “choriza” a la funcionaria o hacerle un “corte de manga” no se pueden “mezclar” con las actuaciones del alcalde al tratarse de personas diferentes.

 

DIPUTACIÓN DE SEVILLA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *