Absueltos de amenazas cruzadas el padrastro de Yeremi Vargas y unos jóvenes murcianos

El juzgado de instrucción número 7 de Lorca señala que el contenido de ambas denuncias, presentadas a raíz de unos comentarios en redes sociales ya borrados, no ha podido ser demostrado en el juicio, por lo que la presunción de inocencia ampara a los acusados

 

YEREMI VARGAS

El juzgado de instrucción número 7 de Lorca ha archivado las denuncias por amenazas que se cruzaron Jonathan Guisado García, padrastro de Yeremi Vargas, el niño desaparecido en Gran Canaria hace una década, y dos jóvenes murcianos y sus padres por unos comentarios en las redes sociales.

La sentencia señala que el contenido de ambas denuncias no ha podido ser demostrado en el juicio, por lo que la presunción de inocencia que ampara a los acusados ha conducido a la sentencia absolutoria.

Dice el juzgado que la denuncia de Guisado García fue presentada el 8 de julio de 2015 en el cuartel de la Policía Local de Puerto Lumbreras.

En ella se indicaba que uno de los cuatro familiares juzgados por estos hechos le había enviado un mensaje amenazante, que habría repetido en otras dos ocasiones.

La sentencia añade que, por su parte, el 14 de julio de 2015, en el cuartel de la Guardia Civil de Águilas, los otros cuatro denunciantes acusaron al padrastro de Yeremi Vargas de haberlos amenazado.

De la primera denuncia, el juzgado señala que “nos encontramos ante dos versiones distintas y contradictorias en relación a los mismos hechos, ya que aunque el denunciante asegura que recibieron mensajes amenazantes, estos no han podido ser comprobados, ya que fueron borrados”.

“Por tanto -añade la sentencia-, habiendo negado el denunciado que hubiera enviado dicho mensaje con el contenido amenazante, ha de dictarse sentencia absolutoria respecto del mismo”.

De la segunda denuncia, el juzgado dice que debe dictarse igualmente la absolución, ya que aquella tampoco ha quedado acreditada.

Indica la sentencia que el denunciado en este caso llegó a admitir que “pudiera ser” que dijera al denunciante que le iba a fastidiar la vida, pero que lo hizo en el contexto de una tensa discusión mantenida por ambos.

Afirma el juzgado que no solamente no se cuenta con otros elementos de prueba, sino que además existe una mala relación entre ellos, como reconocieron en el juicio oral, “por lo que ambas versiones ofrecen igual credibilidad”.

 

 

LA VERDAD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *