Los ayuntamientos ponen cinco veces más multas que Tráfico

Policía local Madrid aeropuerto de Barajas

 

Los ayuntamientos españoles multan hasta cinco veces más que la Dirección General de Tráfico (DGT), según se desprende del estudio Multas, ¿recaudación o reeducación? Sanciones de tráfico en los ayuntamientos españoles (2011-2014)elaborado por la Fundación Línea Directa a partir de los datos de 1,8 millones de asegurados. Además, también ha realizado una encuesta a. 1.700 de ellos.

El trabajo destaca que, de todas las sanciones del territorio nacional, el 76% son emitidas por los consistorios, frente al 14% de la DGT y el 10% correspondiente a otras administraciones. Además, el comportamiento de todos los municipios no es el mismo, ya que las grandes capitales (en las que se ha focalizado el informe) ejercen una presión seis veces superior a las que sufre un conductor de una población pequeña.

El director general de la Fundación Línea Directa, Francisco Valencia, ha precisado que el trabajo ha tenido que realizarse a través de los datos de sus clientes porque la mayoría de ayuntamientos no publican estos datos, a excepción de “honrosas excepciones” como Madrid o Valencia.

Sin embargo, aunque multan más, la media de la multa impuesta por los ayuntamientos es menor que las que pone la DGT: 195 euros frente a los 210 euros de Tráfico.

Exceso de velocidad

El 70% de las sanciones que tramitan los ayuntamientos están relacionadas con la Seguridad Vial (sobre todo, por exceso de velocidad) y sólo un 30% con la movilidad o el aparcamiento, lo que destierra la creencia de que se imponen por razones recaudatorias.

Es más, aunque la inmensa mayoría de los conductores (el 90%) opinan que estas sanciones solo sirven para incrementar los ingresos públicos, e incluso que los controladores de las zonas de aparcamiento cobran en función de lo que denuncian, las grandes ciudades han reducido el volumen de sanciones en el periodo 2011-2014. En concreto, si el primero de esos años el 38% de los conductores de una gran capital española fueron denunciados, en 2014 ese porcentaje se había reducido en 10 puntos porcentuales.

Los autores del informe consideran que esto último se debe al menor número de desplazamientos (leáse menos exposición) a causa de la crisis económica.

Aunque la lectura más preocupante que se desprende del informe es el fracaso de las políticas de Seguridad Vial de los municipios. Porque si siete de cada 10 multas que se ponen tienen como finalidad mejorar esa cuestión, luego resulta que el 60% de los conductores admite circular por encima de los límites, sobre todo en circunvalaciones y travesías urbanas.

Asimismo, los datos de siniestralidad agrandan esa falla. En el periodo analizado,el número de siniestros con víctimas en ciudad se ha elevado un 20% y el de fallecidos se redujo un 3,5%, que es seis veces menos de lo que bajo el número total de muertos en accidente de tráfico en carretera.

El ranking elaborado por la Fundación Línea Directa señala que las que más castigan a sus conductores son, por este orden, Madrid, Barcelona, Palma de Mallorca, Granada y Bilbao. Las razones que explican esto son variadas y van desde la densidad de la población, al hecho de que sean ciudades con un gran volumen de tráfico de paso o con una circulación compleja y restringida. Esto último, por ejemplo, explica la posición de Granada o San Sebastián (sexta en la clasificación).

Los datos de esta última lista no se corresponden al número de sanciones absolutas, sino relativas. Es decir, a su cantidad puesta en relación con los conductores que viven en cada ciudad.

Un dato curioso es la mala percepción que se tiene de los controladores de las zonas de aparcamiento. Hasta cinco millones de automovilistas habrían presenciado agresiones o insultos a estos trabajadores y 700.000, los habrían llevado a cabo directamente. En cambio, las Policias locales están bastante bien vistas por los encuestados.

 

 

 

 

 

EL MUNDO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *