La base de Morón crea una bolsa de trabajo pero el comité avisa de que “no se traducirá en creación de empleo”

 

La dirección y el comité de empresa de Vectrus, la sociedad gestora de los servicios civiles de la base aérea de Morón de la Frontera (Sevilla) para las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos en Europa, han acordado la creación de una “bolsa de trabajo” para las personas con “experiencia” en estas instalaciones militares. Los criterios acordados, en ese sentido, valoran especialmente a los empleados “afectados” por los no pocos expedientes de regulación de empleo (ERE) acometidos sobre la plantilla española de la base.

Según el acuerdo relativo a la constitución de esta “bolsa de trabajo”, recogido por Europa Press, en la misma podrán inscribirse “aquellas personas que tengan experiencia laboral en Vectrus o en anteriores contratistas en los servicios de mantenimiento de la base”.

Los “criterios” fijados a la hora de baremar a los candidatos, además, contemplan un punto “por cada año trabajado en la base” y cinco puntos en el caso de tratarse de “trabajadores afectados por ERE”, toda vez que la plantilla española de la base de Morón ha sufrido tres expedientes de regulación de empleo desde finales de 2010 y una reciente tanda de despidos resuelta con la adhesión voluntaria de una decena de empleados a dichos despidos, al ofrecer la empresa la máxima indemnización recogida por la actual legislación laboral, es decir el salario de 45 días por cada año de servicio hasta 2011 y de 33 días a partir de entonces.

José Armando Rodríguez (UGT), presidente del comité de empresa de la base de Morón, ha precisado no obstante a Europa Press que “de momento”, esta bolsa de trabajo “no se va a traducir en creación de empleo”, porque las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos en Europa “están en fase de ahorro y van a tirar de sus militares” a la hora de afrontar las vicisitudes relacionadas con la carga laboral.

“Toda la carga de trabajo la están absorbiendo los militares estadounidenses”, ha lamentado José Armando Rodríguez, según el cual las autoridades de la base ya habrían trasladado que “no hay previsión de crecimiento” en materia labora, con lo que la citada bolsa de empleo se reduciría a determinadas contrataciones eventuales.

LA BASE DE MORÓN

Recordemos que la última enmienda al convenio de defensa de 1988 entre España y Estados Unidos regula el uso de la base de Morón, como sede permanente de las fuerzas militares estadounidenses de intervención en África. Mediante tal enmienda, el contingente estadounidense radicado en la base de Morón pasaba de los aproximadamente 850 infantes de marina y 17 aeronaves que acogía mediante prórrogas anuales, a un despliegue permanente de 2.200 militares, 500 civiles y 21 aeronaves. Además, la enmienda aumenta hasta los 800 efectivos y 14 aeronaves el límite adicional para despliegues temporales, de modo que la base sevillana podrá acoger hasta 3.000 militares estadounidenses en momentos puntuales.

Este notable incremento de la presencia militar estadounidense llegaba después de que entre 2010 y 2014, Vinnell-Brown & Root Spain (VBR), como anterior concesionaria del contrato de las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos en Europa para la gestión de los servicios civiles de la base de Morón, acometiese 240 despidos entre los trabajadores españoles del recinto militar, desencadenando el conocido conflicto laboral.

MÁS DESPIDOS

Y Vectrus, la sociedad estadounidense que relevó a VBR en la gestión de los servicios de mantenimiento de la base, siguió la misma senda y recientemente, anunciaba una nueva tanda de despidos, saldada en esta ocasión con la salida voluntaria de diez trabajadores al ofrecer la empresa la máxima indemnización recogida por la vigente legislación laboral.

Dada esta situación, el comité de empresa de la base de Morón reclama que la transformación de la base en sede permanente de las fuerzas militares estadounidenses de intervención en África y la ampliación del contingente americano traigan consigo la readmisión de los trabajadores despedidos y la equiparación de las condiciones de la plantilla con las de los trabajadores de Rota (Cádiz) y del resto de bases estadounidenses en Europa, lo que implica su transformación en “personal laboral local”.

DIPUTACIÓN DE SEVILLA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *