La machacona (e inquietante) tontería de la superpoblación

Llevan los “Próceres de las Patrias” muchos, muchos años intentando convencernos de que sobramos en este planeta. De que hay mucha gente. De que tenemos que morir lo antes posible y dejar de reproducirnos.

Cada poco bombardean con “informes” en la prensa para dejar claro lo mucho que ocupamos, consumimos y ensuciamos. Y las ONG’s y demás organismos de todo pelaje, voceros propagandistas de sus amos, recaudan fondos para hacer bonita propaganda de las malas nuevas.

Por ejemplo, apareció hace poco un vídeo de Population Connection, que por cierto no es ninguna ONG, muy bien montado y con unas bonitas infografías con el rimbombante título de “Así ha pasado el mundo de tener 170 millones a 7.300”.
Veamos algunos detalles:

Cada punto amarillo representa un millón de personas.

Como vemos, en el año 2 toda América, toda África, Australia… estaban despobladas. A lo sumo cuatro aborígenes y dos tribus olvidadas.
Sin embargo, en la zona donde existen registros escritos sobre censos de población parece que había más vidilla. Bares y posadas de moda, sobre todo.

Premisa: no tenemos ni registros ni remota idea de quien vivía allí; conclusión: no vivía nadie.

El Imperio Romano, cuatro monos porque la cosa no ha cambiado mucho. Eso si, la ruta hasta el Cipango seguía muy frecuentada.
El Imperio Maya tampoco parece haber sido muy imperial. En toda África no viven ni 15 millones de personas, y en toooda América ni 10 millones. Se lo pueden llegar a creer….
¡Asia sigue a la cabeza y en África se descubren nuevas poblaciones que exterminar!
América sigue casi despoblada, mientras que en la Península Ibérica viven 5 millones de personas. El PIB debía ser ridículo, pobre gente. Y sin móvil.
A la invasión y exterminio europeas lo llaman “Exploración Europea”. Es como llamar a la cicuta “Antídoto para Disidentes”
¡Qué curioso! ¡Cuando empieza el comercio de esclavos, sube la población en África!
Comienza la masacre euro-americana. Se mata a todo habitante del continente con el que uno se cruza y se importan esclavos de África, que misteriosamente no deja de aumentar en población a pesar del expolio humano.
¡Oh! ¡La Revolución Industrial! ¡Eso si que fue una revolución! Lo del tráfico de esclavos quedó anticuado. Ahora los esclavos nacen en el lugar y se autoesclavizan. Lo que hemos avanzado.
¡Oh! ¡La Revolución Verde! ¡Eso si que fue una revolución! Ya por fin todo el mundo vive o quiere vivir en la ciudad, y cada uno tiene su número identificativo para estar bien controladito. Y ya todo el mundo va en busca de los verdes, o los morados, o del color que sean los billetes de banco en el lugar donde usted viva.
Pero hemos sido demasiado eficientes. Ahora que hemos reunido al rebaño, nos damos cuenta de que son muchos más de los que necesitamos. Si no sacrificamos a los necesarios, no podremos continuar con la juerga.

Pues en efecto, por ahí parecen ir los tiros. Para que el modelo actual de desarrollo siga funcionando, la población ha de perecer.
Ya que no parece ser posible cambiar de modelo, la única opción es hacer desaparecer a una parte significativa de la población…

Y qué mejor manera que convencernos de que sobramos, de que hacemos daño por el simple hecho de estar vivo.
Pero eso no es verdad.

Se ha dicho hasta la saciedad que hay de todo para todos, solo que está mal repartido.
Muy pero que muy mal repartido para la inmensa mayoría y muy pero que muy bien repartido para la inmensa minoría. Ya sabe.

No solo se tiran tomates y leche para no bajar los precios mientras en el mundo cada día mueren 150.000 personas de hambre. Se tiran muchas otras cosas.

Tirar la leche no es tan malo. La leche es básicamente agua con antibióticos y hormonas que se obtiene de un animal torturado y envenenado. (Imagen: Vozpópuli)
Si alguna vez se siente usted tentado de pagar 30.000 euros por un coche nuevo “último modelo” en cómodos plazos acuérdese de esta fotografía. ¡De nada!

Según el censo, en el mundo hay actualmente 7.000 millones de personas.
Eso son 7.000 ciudades con un millón de habitantes. ¿Cuántas ciudades hay en el mundo?
No es un dato fácil de obtener, pero parece claro que existen bastante más de 7.000. Incluso más de 100.000.
Sólo en la ciudad de México viven unos 30 millones de personas.
Así pues, podemos llegar a la conclusión de que el planeta está básicamente despoblado de humanos excepto en las grandes concentraciones urbanas, donde se hacina la mayoría.
El planeta es capaz de producir alimento y bienes útiles para toda la población y muchísima más, si se producen y se accede a ellos de forma razonada y humana.Esta afirmación no es gratuita, y cualquiera que se moleste en hacer algunos números podrá comprobarlo. Buscar siempre el máximo beneficio individual no es ni razonable ni humano.
El planeta también es capaz de producir alimento y bienes inútiles para mantener esclavizada a la mayoría y libre a la minoría administradora. Lo que ocurre ahora.

Para que el sistema actual, llamado capitalista, funcione, una mayoría ha de producir bienes y una minoría administrarlos por coacción. El problema viene cuando se producen demasiados bienes y no son capaces de ser consumidos. Entonces, para que no baje el beneficio, se destruyen los excedentes y se fabrican menos bienes para venderlos más caros.
Esto da como resultado un excedente de trabajadores, amén de muchas cosas más. Y no hay nada peor para el Estado que una gran masa de gente desocupada y desesperada.
Eventualmente pueden darse cuenta de cómo funcionan las cosas, enrojecer de ira y derrocar al poder en un abrir y cerrar de ojos.
No se puede consentir.
Hay que exterminarlos.

No se engañe, estimado lector.
No hay superpoblación.
Lo que hay es un número óptimo de habitantes para sostener el sistema.
Y se hará lo posible para llegar a esa cifra, no lo dude.
Lo que haga falta.

Y si hay que administrar un anticonceptivo con la excusa de las vacunas, pues se administra.http://www.nodo50.org/ekintza/spip.php?article42

Y si hay que montar unas buenas guerras para quemar los excedentes, destruir las infraestructuras y aniquilar a una parte de la población, pues se montan.

Y no se engañe, estimado lector.
Existen documentos e informes para la política de despoblación que trazan las líneas maestras a seguir al menos hasta el año 2.075.

Puede tirar del hilo en el excelente blog de Maria Jort:https://lamjort.wordpress.com/2016/03/30/nssm-200-kissinger/

Hay de todo para todos. Solo hay que reclamarlo.

 

 

MALDITA PROPAGANDA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *