Arqueólogos descubren asentamiento vikingo en América del Norte

Un equipo de arqueólogos estadounidenses de la Universidad de Alabama en Birmingham ha descubierto, mediante la tecnología satelital, el segundo asentamiento vikingo en el continente americano.

El asentamiento, hallado al sur de la isla canadiense de Terranova y construido entre los años 800 y 1.300, puede demostrar que fueron los vikingos de Escandinavia los primeros europeos en llegar al continente. Se encuentra a 643 kilómetros del primer asentamiento vikingo, L’Anse aux Meadows, en la isla de Terranova (Canadá), descubierto en 1960.

El hallazgo del último asentamiento se debe a la arqueóloga Sara Parcak, quien analizó varias fotografías de la isla tomadas desde 600 kilómetros de altura. Las imágenes satelitales revelaron cambios de color en el lugar del asentamiento y cambios de vegetación, algo que podría indicar que algo está escondido bajo la superficie de la Tierra.

“Este descubrimiento es un nuevo capítulo en la historia. Este sitio podría desvelar más secretos sobre los vikingos y revela que se atrevieron a explorar mucho más lejos de lo que pensábamos”, comentó la científica.

Según la “Saga de los groenlandeses” y la “Saga de Erik el Rojo” —consideradas como fuentes históricas para analizar la conquista vikinga de América—, el noruego Leif Erikson viajó al continente americano en el año 1000, descubriendo una parte de la costa de Canadá. De acuerdo con las sagas, el viajero alcanzó la parte sureña del continente, donde “no hace frío en el invierno, y la hierba siempre es verde”, lo que no parece a la clima de la isla de Terranova.

En las sagas, se trata de cuatro asentamientos vikingos en la costa de América. Por consiguiente, los arqueólogos norteamericanos tienen posibilidades de hallar más asentamientos durante los próximos años.

SPUTNIK

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *